Renault Avantime 2.0i T 16V

A pesar de que ya lleva tiempo en el mercado, aún no se deja ver demasiado, pero, una vez nos hayamos acostumbrado a la línea del Mégane II (que ha tenido una mejor acogida que el coupé-monovolumen), el Avantime saldrá a la calle sin complejos. Renault espera que lo rompedor de la línea de este modelo termine ajustándose a las querencias estéticas de los compradores.
-
Renault Avantime 2.0i T 16V
Renault Avantime 2.0i T 16V

La línea de diseño por la que ha apostado Renault puede calificarse de muchas maneras, menos de conservadora o clásica. Por el momento, la marca gala se ha arriesgado, y mucho, con sus tres últimos modelos, el Avantime, el Vel Satis y el Mégane II. Pero es el protagonista de nuestra prueba el que se lleva la palma tanto en materia de diseño como en lo que a concepto se refiere.

Es evidente que los tres son “hermanos de sangre” y que han salido del mismo equipo de diseño. Sin embargo, del trío francés, el Avantime (que fue el primero en dejarse ver) cuenta con una serie de características que lo alejan no sólo de los otros dos nuevos Renault sino, incluso, del resto del mercado.

Gustos a parte, no parece muy lógico que se combinen en un mismo vehículo determinadas características de un modelo “coupé” con las de un “monovolumen”.

En principio, Renault habla de “nuevo concepto de coupé”, pero su tamaño exterior y su línea lo acercan más al segmento de los monovolumen de lujo. Desde luego, 4,6 metros de largo, 1,8 de ancho y 1,6 de alto no son los datos clásicos de un coupé. Sin embargo, no se puede negar que el Avantime hace gala de un corte que sí tiene ciertos rasgos deportivos, como que, por ejemplo, se trata de un 3 puertas, equipa unos neumáticos 225 50 R y luce unas vistosas llantas de aleación de 17 pulgadas.

Estas cuestiones, y algunas más que iremos detallando a lo largo de la prueba, nos lo ponen muy difícil a la hora de ubicar este Renault en uno u otro segmento y, por supuesto, si queremos encontrarle rivales. ¿Lo ponemos cara a cara con una berlina como el Mondeo, con un coupé como el de la Serie 3 de BMW o con un monovolumen como el Lancia Phedra? Hemos optado por mantenerlo al margen, porque, al fin y al cabo, se trata de un nuevo concepto y aún está solo en el grupo que él ha inaugurado.

Desde luego, el aspecto del Avantime es por lo menos llamativo. Seguro que hay opiniones para todos los gustos, pero en que no pasa inadvertido coincidiremos todos.

<

p> Como hemos comentado, sus medidas y su aspecto general es el de un monovolumen, aunque con ciertas peculiaridades que lo hacen inconfundible.

El morro es bastante afilado y presenta unas “aberturas” a modo de branquias sobre los grupos ópticos delanteros. Además, destacan la amplia superficie acristalada del modelo y el corte de la parte trasera.

<

p> Al carecer de pilar central y contar con un impresionante techo solar se nos muestra con un diseño bastante “ligero”, sobre todo de “cintura” para arriba. Además, si se bajan todas las ventanillas y se abre el techo, tendremos la sensación de estar en un descapotable.

Galería relacionada

Renault Avantime 2.0

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...