Contacto: Seat Tango

El concepto Tango muestra buena parte de los recursos estéticos que Seat imprimirá en sus nuevosmodelos a partir de 2003. Este roadster deja constancia de las capacidades de diseño de la marca barcelonesa.
Autopista -
Contacto: Seat Tango
Contacto: Seat Tango

Muchos coches concepto, de vistosa planta, dejan un decepcionante sabor de boca si logramos conducirlos. El Tango no es uno de ellos. Ya sólo la aproximación a él nos deja sorprendidos por el buen remate de todos sus detalles. Instalarse a sus mandos es relativamente fácil, sobre todo si lo comparamos con un Lotus Elise o un Opel Speedster. El volante, junto con el tablero de instrumentos, y los pedales se regulan para adaptar la posición de conducción. Pese a su reducido tamaño —3,68 metros de longitud y 2,20 de batalla— el espacio es generoso y nunca aparece sensación de agobio. Todas las palancas y mandos funcionan a la perfección, con excelente tacto, y buena disposición.

En movimiento, destaca su excelente agarre —no hay que olvidarse que es un Ibiza Cupra recortado en su plataforma—, su suave y rápida caja de cambios de seis marchas y su motor de 180 CV sobrealimentado. La pista de pruebas, que no permitía demasiados excesos y la obligada presencia del ejemplar único en una inmediata reunión del presidente de la marca, nos incitaron a una exquisita prudencia. Aún así, estaba claro que las capacidades estaban ahí y que si algún día se convirtiera en realidad, el Tango sería un magnífico y precioso vehículo deportivo.

Galería relacionada

Seat Tango 2002

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Sí, ambas son tecnologías enfocadas a reducir las emisiones y los consumos, combinan ...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...