Contacto: Opel Astra Cabrio 1.8

“Los compradores de cabrios son optimistas incorregibles”. Esta frase de Juan Manuel Lumbreras, director general comercial de Opel España, sirve para presentar la revisión del Opel Astra Cabrio. Un coche desenfadado que busca directamente al público joven y, según la marca, al femenino.
-
Contacto: Opel Astra Cabrio 1.8
Contacto: Opel Astra Cabrio 1.8

Según sus estudios, los jóvenes, y especialmente las mujeres, son los principales clientes de este tipo de coches. Además, se venden sobre todo en Alemania y Gran Bretaña , donde el clima no favorece su uso. Esto da pie a Opel para pensar que sus compradores son principalmente optimistas sin remedio, gente que espera con impaciencia el primer rayo de sol para abrir el techo y soltarse la melena.

Diseñado a medias entre Opel y los técnicos de Bertone, el Astra Cabrio es un coche muy atractivo que llega a un mercado con muy pocos rivales . Líneas muy limpias y planos amplios son la base de su diseño, muy elegante. El origen, lógicamente, es el Astra Coupé, sobre el que se ha trabajado para abrir el cielo.

Por supuesto, la nota dominante de su carácter la da la capota. La posibilidad de llevar el coche descubierto hace de este Astra un vehículo realmente atractivo. Este techo, con tres capas de lona, se recoge automáticamente en un compartimento que va sobre el maletero. Para guardarla o sacarla basta con pulsar un botón del salpicadero u otro que lleva el mando a distancia del coche. En 30 segundos, el techo desaparece y tenemos un elegante descapotable de cuatro plazas listo para tragar millas con el viento en la cara. Lo bueno es que apenas se crean turbulencias en el habitáculo, con lo que tanta libertad no se convierte en una molestia.

Opel está convencida del futuro prometedor que espera a los modelos cabrio. Sabe que se venderán sin problemas. En Europa se compran cada año 240.000 descapotables, seg™n cifras de Opel para el año 2.000, 50.000 más que hace cinco años. La mayoría de estos coches van destinados a Alemania (50 por ciento) y Gran Bretaña (19 por ciento). A España llegaron en 2000 unos 5.700, de los que un 60 por ciento correspondieron al segmento de los roadster y un 40 por ciento al de los compactos, en el que compite el Astra Cabrio. Opel cree que esta diferenciación se debe sobre todo a la falta de coches atractivos en el apartado de compactos, algo que espera paliar con la llegada de su modelo. Seg™n sus previsiones, venderán unos 15.000 por año, de los que la mitad se quedará en Alemania. A España llegará en la primavera de 2002.

Al volante, el coche resulta muy cómodo. La unidad probada, un 1.8 de 125 CV, contaba con el acabado Bertone Edition, su más lujoso nivel de equipamiento . Los asientos de cuero sujetan con firmeza a sus ocupantes y todos los mandos están muy bien distribuidos.

Pese a la inyección de diseño italiano, este habitáculo no es demasiado alegre. Tira más bien a lo sobrio, muy contenido. Los relojes, con fondo blanco, son lo más llamativo.

En las plazas traseras, dos, el espacio no sobra. Los ocupantes no van incómodos, pero tampoco a sus anchas. La distancia libre al techo, en cambio, sí es buena, algo realmente extraño en un cabrio. Con la capota cerrada hay que ser muy alto para tropezar con ella.

En equipamiento interior, este nuevo modelo de Opel no se puede quejar. De serie ya parte con asientos de diseño deportivo y muy buena sujeción lateral. También tiene cierre centralizado, elevalunas eléctricos en los cuatro cristales y seis altavoces para el equipo de sonido que se quiera instalar. El volante se puede ajustar en altura y profundidad y está forrado en cuero. La palanca de cambios también lleva cuero, además de zonas cromadas que le dan un aire más "racing". El coche cuenta además con pedales retráctiles y airbags de gran tamaño en la parte delantera par los dos ocupantes. Si se quiere la versión más equipada, hay que optar por la llamada Bertone Edition. Una placa en la consola central nos recuerda que ha sido el carrocero italiano el artífice de este paisaje. Al equipamiento básico suma el mando a distancia para la capota, la tapicería de cuero probada en solarium, el derivabrisas, la pintura metalizada, las llantas de aleación y el sistema de sonido CDR 1.500. Estos elementos pueden instalarse como opciones extra en la configuración básica. A todo esto hay que añadir también el aire acondicionado y una amplia gama de combinaciones de equipo de navegación y sonido de alta calidad, como el módulo NCDR 1.500, que conjuga un CD con cuatro discos, un sistema de navegación de ™ltima generación y un teléfono móvil GSM con sistema de "manos libres". Otro paquete opcional incluye un mecanismo de calefacción para los asientos delanteros.

Galería relacionada

Opel Astra Cabrio 1.8

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...