Hyundai Kona EV: prueba, precios y vídeo del nuevo SUV eléctrico

A partir de septiembre, se pondrá a la venta el Hyundai Kona EV, el nuevo SUV eléctrico con una autonomía superior a los 400 km en uso real. Ya lo hemos probado.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Hyundai Kona EV: prueba, precios y vídeo del nuevo SUV eléctrico
Hyundai Kona EV: prueba, precios y vídeo del nuevo SUV eléctrico

Hyundai lanza, con permiso de Tesla, el eléctrico con mayor autonomía del mercado español: el Kona EV llegará al mercado en septiembre con una autonomía, en condiciones reales de uso, muy superior a los 400 km. Al menos, eso podrá ocurrir en el caso de la versión de este modelo que tendrá la batería de mayor capacidad, la de 64 kWh, y también el motor más potente, el de 150 kW o 204 CV. Hyundai espera que sea la versión más demandada en España y, de hecho, para incentivar su elección se comercializará con tres niveles de equipamiento: Tecno, que costará 36.300 euros; Style por 39.100 euros y Style 2C (con techo en contraste con el color de la carrocería) por 39.750 euros.

La otra versión del Hyunda Kona EV tendrá una batería con una capacidad total de 39,2 kWh y un motor de algo menos de potencia, 99 kW o 135 CV. Se venderá con el acabado Tecno, de modo que a igualdad de equipamiento con la versión más potente de este Kona eléctrico, el diferencial de precio será de 3.000 euros. Costará 33.300 euros. En todos estos precios ya estarían incluidas las ofertas de campaña de lanzamiento que descuenta 5.200 euros al precio de tarifa.

Hyundai Kona EV: prueba, precios y vídeo del nuevo SUV eléctrico

Hyundai Kona EV: diseño exterior

Frente a los 482 km de autonomía homologada, ya con la norma WLTP (más realista que la NEDC) de la versión más potente y con mayor batería, con un consumo a razón de 14,3 kWh/100 km, el Hyundai Kona EV más asequible homologaría en las mismas condiciones 362 km, con un consumo medio de 13,9 kWh/100 km en este caso.

Las baterías son de tecnología de iones de litio, pero con electrolito sólido, en lugar de líquido. Esto las hace más compactas y duraderas. Están situadas bajo el piso del Kona EV y, para garantizar su estabilidad térmica, están refrigeradas por líquido. Pueden, incluso, utilizarse como un punto de distribución eléctrica de emergencia.

Publicidad

Hyundai Kona EV, autonomía eléctrica

Hemos tenido la oportunidad de conducir la versión más potente en el paraíso de los eléctricos, Noruega. Exceptuando California, quizá el lugar del planeta con más Tesla por kilómetro cuadrado, pero también con una enorme presencia en sus carreteras y calles de vehículos eléctricos, aquí beneficiados de unos bajos impuestos e innumerables ventajas ligadas a su uso.

En recorridos a ritmo del tráfico o, incluso, un poco por encima, hemos realizados tres recorridos, dos netamente interurbanos y otro que incluía un 30 por ciento de desplazamiento urbano, por Oslo. En uno de los primeros conseguimos, sin pretender conducir a gastar poco, un consumo de 13,5 KWh/100 km; en el tercero, aún algo inferior, de 11,5 kWh/100 km. Siempre según el ordenador de a bordo. En el recorrido más desfavorable de los dos, con el 75 por ciento de la batería, aún nos quedaban energía para realizar 346 km, lo que implica que con la totalidad de la carga disponible podríamos haber superado los 430 km. Con la batería llena, al 100 por ciento, al inicio del segundo día de prueba, la autonomía prevista para esa carga era, en el ordenador de viaje, de 469 km.

Hyundai Kona EV: prueba, precios y vídeo del nuevo SUV eléctrico

Hyundai Kona EV: toma de carga

Si tu problema para comprarte un coche eléctrico está en su alcance con una sola carga, queda claro que el Hyundai Kona EV se suma a esa lista de vehículos que superando con mucha holgura los 300 km, bien puede dar para cumplir con la media semanal de kilómetros de la media de conductores europeos.

Hyundai Kona EV, recargas ultrarrápidas

Además, hay otra gran ventaja del Kona EV y es su "rápido repostaje". Al admitir cargas rápidas con corriente continua (DC) de hasta 100 kW (la dificultad está en encontrarlas, dentro de la red de carga española), el 80 por ciento de su batería, de estar totalmente descargada, se puede reponer en sólo 54 minutos. El mismo tiempo tardaría en llegar al mismo porcentaje de carga la versión con la batería de menor capacidad. Es importante destacar que la mayoría de los coches del mercado no admite cargas rápidas por encima de los 50 kW.

Publicidad

Con un cargador de 50 kW, ese 80 por ciento de carga se obtendría en, aproximadamente, una hora y cuarto; en tanto que de utilizar el cargador embarcado de 7,2 KW y corriente alterna, (común a los dos Kona EV, igual que la capacidad para cargas rápidas, compartida por la versión de 136 CV con la de 204 CV), estaríamos frente a un tiempo de espera de 9 horas y 35 minutos. En la variante de menor potencia, por su menor capacidad de batería, cargando con esa carga doméstica de 7,2 kW, el tiempo en llenar al máximo la batería se quedaría en 6 horas y 10 minutos. Los dos emplean, también, un enchufe CSS Combo situado en el frontal, junto al logo de Hyundai y bajo una trampilla en la que también se encuentra un indicador del nivel de carga. Recordemos que el conector CSS Combo cuenta con un enchufe tipo 2 o Mennekes más uno de dos pines: este es esencial en el caso de la conexión a una fuente de corriente continua, pues permite transferir altas potencias y cargas muy rápidas a través de ese elemento.

Hyundai Kona EV, cambios en carrocería y habitáculo

Respecto a los Kona de gasolina hay cambios en el frontal, que no precisa de la parrilla abierta para la ventilación del motor, y más sutiles en lateral y zona posterior en la carrocería, además de contar con unas llantas de 17” de aspecto muy aerodinámico; pero también cuenta con diferentes elementos en el interior que lo distinguen. El más llamativo, la ancha consola central, sobre la que se sitúan los pulsadores que permite manejar el sentido en el que se mueve el SUV eléctrico de Hyundai, más los mandos de los elementos de confort.

Hasta la altura de los mandos de la climatización, que también son específicos, no hay elementos en esta zona comunes con los otros Hyundai Kona, aunque si lo es el resto del salpicadero, que se puede elegir en plásticos negros o combinación de grises y azules. Aquí la versión eléctrica puede tener, bien una pantalla de 7” con protocolos de conexión Apple Car Play o Android Auto; bien una 8” con navegador, los mismos sistemas de conexión que la más pequeña y, asociada a ella, un sistema de sonido del fabricante Krell. En ambos hay información específica sobre la batería, procesos de carga, etc. También en los dos se cuenta con un cargador inalámbrico con protocolo Qi.

Hyundai Kona EV: prueba, precios y vídeo del nuevo SUV eléctrico

Hyundai Kona EV: aspecto del interior

La instrumentación tras el volante es totalmente digital en el Kona EV. Esa pantalla de 7”, que se puede complementar con un head-up display, modifica su presentación según el modo de conducción que se selecciona desde la tecla Drive Mode de la ancha consola central. Con la elección de Sport, Comfort, Eco o, manteniéndola pulsada, Eco + , no sólo se define cómo se ofrece la información, sino que también se determina cómo es la curva de par del motor y la respuesta al acelerador.

Otro aspecto asociado a esos modos de conducción es la retención del motor por defecto y, consecuentemente, la mayor velocidad de carga de la batería en movimiento. En cualquier caso esa retención puede variarse fácilmente con las levas, similares a las del cambio de los coches automáticos, tras el volante. Hyundai recomienda usar los niveles de retención 0 y 1 para las subidas, 1 o 2 en las zonas de llaneo y 2 o 3 en las bajadas. En este último caso se consigue la mayor deceleración cuando no se está acelerando: de hasta** 0,25 g**.

Publicidad

No hay modificaciones en el espacio, respecto a los Kona con motores térmicos, salvo en el maletero. Según Hyundai el de esta versión eléctrica proporciona 322 litros con el habitáculo configurado para cinco plazas (39 litros menos que en los Kona T-GDI) y 1.114 litros (29 menos) sacrificando los asientos traseros. Estos, al ser abatidos, dan una prolongación plana del suelo del maletero si éste está situado en su posición más alta de las dos posibles: a 7 cm de la inferior. Bajo el suelo aún quedaría espacio para dos bandejas superpuestas, útiles para guardar, una, los cables de carga; la otra para los elementos para la reparación de las ruedas en caso de pinchazo.

Hyundai Kona EV, comportamiento dinámico

El Kona EV de 204 CV es, en toda circunstancia, un coche silencioso. No tanto, por su ruido de rodadura, como el Hyundai Nexo que hemos podido probar simultáneamente, pero sí mucho. Responde al acelerador como lo hacen los eléctricos potentes: con inmediatez y lanzando hacia adelante al SUV, particularmente si elegimos el modo Sport, en el que la respuesta a la presión del acelerador es claramente más directa. Con todo, la dosificación de la energía está muy conseguida.

Aunque la retención del motor que se experimenta cuando no se está acelerando es grande, no lo resulta tanto como en otros modelos eléctricos que, efectivamente, pueden conducirse prácticamente sólo usando el pedal del acelerador, como son el Nissan Leaf y el BMW i3. En el Kona EV hay que usar el freno con más frecuencia que en los anteriores para detener el vehículo ante un ceda el paso o acompasar el ritmo a un coche más lento.

Con tanto par motor —las dos versiones, tanto la de autonomía corta como larga, entregan 395 Nm—, pues es el que viene a dar un muy buen motor turbodiésel de 2 litros; se dan situaciones en las que el eje delantero puede quedar comprometido si se acelera al máximo y, simultáneamente, necesitamos hacer un cambio de dirección. Por ejemplo, al cambiar de carril para acometer un adelantamiento o al incorporarnos a una vía rápida. En estos casos pierde la direccionabilidad que, por unos instantes, pierde la capacidad de precisión presente en el resto de situaciones. En general, el tacto de esa dirección es bueno, del mismo modo que lo es el de los frenos. Aunque a fuerza de encarecer el precio y de complicar el aspecto técnico, al Hyundai Kona EV, por el despliegue de fuerza que es capaz de hacer su motor, no le habría venido mal poder combinarse con un sistema de tracción total, como ocurre con el Kona 1.6 T-GDI de 177 CV.

Hyundai Kona EV: prueba, precios y vídeo del nuevo SUV eléctrico

Hyundai Kona EV: pantalla con datos de consumo, autonomía, etcétera
Publicidad

Por otro lado, la velocidad máxima del Kona EV de 204 CV e de 167 km/h, mientras que la de la versión de 136 CV es de 155 km/h. Hasta ambas velocidades admite fijar el ritmo de conducción el control de velocidad de crucero con Stop&Go, uno de los elementos del conjunto de ayudas a la conducción denominado SmartSense.

Este funciona exclusivamente gracias a un radar frontal, a diferencia del que minimiza el efecto o evita las colisiones frontales (alerta de ellas, prepara los frenos para la máxima potencia de frenado y, llegado el caso, frena) o atropellos, que usa también la información aportada por la cámara situada tras el retrovisor. Esta misma es la base del asistente de cambio involuntario de carril o del sistema que mantiene al vehículo en el centro del mismo, LKA y LFA, respectivamente; mientras que el aviso de vehículos en el ángulo muerto (BCW) o el que hace lo mismo con los que circulan por detrás del Kona cuando está dando marcha atrás (RCCW) utilizan los sensores de ultrasonido de las esquinas del paragolpes.

Junto a los anteriores, el Kona EV dispone de un avisador de fatiga del conductor u otro que lee las señales de limitación de velocidad, informando de ellas en el cuadro de instrumentos y en el navegador; así como el sistema que sustituye cortas por largas, o viceversa, en función del tráfico.

Solicita presupuesto del Hyundai Kona EV

Publicidad
También te puede interesar

El Hyundai Kona es uno de los SUV pequeños más jóvenes del mercado, un modelo en el que el equilibrio es su gran virtud. Probamos a fondo su versión de gasolina 1.0 T-GDI de 120 CV.

Probamos el nuevo Hyundai Kona, un SUV urbano con diseño rompedor y mucho equipamiento. Ya está a la venta desde 13.990 euros.

El próximo Salón de Ginebra es el escenario elegido para la presentación del esperado Hyundai Kona eléctrico. La versión del SUV promete una autonomía de alrededor de 400 km.