Contacto: Lexus SC 430

Veinticinco segundos separan al excelente, cómodo y silencioso coupé SC 430 de convertirse en uno de los más agradables y refinados cabrios del momento. Un botón, ocho motores, algo de espectáculo y el techo de aluminio se esconde en el maletero. Y a disfrutar.
-
Contacto: Lexus SC 430
Contacto: Lexus SC 430

A los 30 españoles que ya han pedido y agotado el cupo de vehículos para este año no les defraudará el SC 430. Muchos de ellos sólo lo habrán visto en fotografía, a no ser que hayan acudido a los Salones de Detroit o Ginebra de este año. Pero pueden estar tranquilos, es tan bonito, o más, de lo que se aprecia en las fotos. Y tampoco es tan grande como parece. Con 4,52 metros se queda entre un Mercedes SL y un CLK, aunque puede parecer más voluminoso por la cintura alta y la cantidad de chapa lateral, que las llantas de 18 pulgadas ayudan en cierta forma a disimular. Visto por un lateral, la parte del habitáculo se queda algo pequeña, pero a menor tamaño del techo, más sencillo es guardarlo en el maletero.

En el interior, el SC nos recibe con materiales de primera calidad con combinaciones de madera y cuero, un excelente ajuste de las distintas piezas y un tacto de los mandos que transmite calidad y solidez. La terminación del techo por dentro es similar a la de un coupé y cierra de forma hermética con las ventanillas laterales y el marco del parabrisas. Un botón en el salpicadero nos separa del cielo. Basta apretarlo y olvidarse. No hay que liberar anclajes a mano, tan sólo tener la precaución de haber colocado una cortinilla en el maletero que separa el hueco reservado a la capota del resto del equipaje. Una precaución para que el techo no aplaste lo que llevamos en el maletero, aunque sin tener la cortinilla puesta, la capota no se abre. El espacio que queda en el maletero con la capota plegada es bastante justo y con el techo desplegado, aunque es bastante más amplio, queda limitado por las formas, con un piso elevado que complica el transporte de objetos voluminosos o cuadrados. Y eso que para el mercado español vendrá sin rueda de repuesto, equipado con neumáticos de flancos reforzados que permiten rodar sin aire durante 160 km/h a una velocidad de 90 km/h. En cualquier caso, un sistema de control de presión nos informa sobre las posible pérdidas de aire de cada neumático.

El techo se recoge al estilo del SLK en unos 25 segundos y una señal acústica nos avisa de que el proceso ha concluido. Justo en ese momento el climatizador se ajusta automáticamente para las condiciones de rodar descubierto. Una salida especial a la altura de las rodillas nos garantiza calor en las piernas en los días fríos, pero también procura mantenernos frescos en los calurosos. Incluso el sensor de incidencia de rayos solares de que dispone se regula si rodamos descubiertos. Por su lado, el excelente equipo de sonido Mark Levinson, diseñado especialmente para el habitáculo del SC 430, hace lo propio y ajusta el volumen y la ecualización para las particulares condiciones de rodar descapotados.

La postura, con todos los reglajes eléctricos disponibles, incluido el del volante, es fácil de encontrar y enseguida se siente uno a gusto. Un simple vistazo a los dos asientos traseros basta para confirmar que sólo se pueden utilizar como emergencia. Dos niños no aguantarían un viaje corto.

Galería relacionada

Lexus SC 430

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...