Publicidad

BMW 225xe Active Tourer: espacio y ecología, a prueba

El BMW 225xe muestra su mejor cara en la ciudad, donde se desenvuelve con buena soltura, espacio y ecología. Fuera de ella el consumo se vuelve en su contra.
Daniel Cuadrado .

Twitter: @DanielCuadradoT. Fotos: Israel Gardyn. -

BMW 225xe Active Tourer: espacio y ecología, a prueba
BMW 225xe Active Tourer: espacio y ecología, a prueba

El BMW Serie 2 Active Tourer 225xe es un monovolumen urbano híbrido y enchufable. Resulta llamativo que el único monovolumen híbrido enchufable que hay ahora en nuestro mercado sea de BMW. No es un aspecto negativo, todo lo contrario, puesto que el mundo avanza y no hay que ir en contra de estas cosas y más cuando en la casa se sigue ofreciendo su habitual gama, pero no deja de ser sorprendente que sea la única, no ya por que sea de la deportiva BMW sino porque marcas más habituales en el producto monovolumen no dispongan ya de una gama enchufable e, incluso, simplemente híbrida. El caso es que BMW se ha adelantado a todas ellas con el nuevo 225 Xe, un híbrido enchufable y de tracción total. La hibridación de este Serie 2 Active Tourer se consigue combinando un motor de tres cilindros de gasolina con otro motor eléctrico ubicado en el tren trasero. No hay conexión mecánica entre ellos, al estilo de lo que hace Peugeot con su RXH y Volvo con el V60, por lo que la mayor dificultad de desarrollo en este modelo radica en coordinar el trabajo de las dos mecánicas, que pueden trabajar de forma independiente (tracción o propulsión) o en conjunto (4x4). A esto suma una batería con función de carga externa, con lo que se asegura cierto kilometraje en cero emisiones y que, como veremos en la prueba, resulta el punto más interesante de este 225 Xe. Intentemos comprender este coche, que no es fácil. 

Combina un motor de gasolina tricilíndrico y turboalimentado de 136 caballos con otro eléctrico “enorme” de 65 kW que logran una potencia conjunta de 224 caballos. Al contrario de lo que ocurre en la mayoría híbridos, no hay un motor eléctrico adosado al propio propulsor térmico. Lo que sí lleva es un alternador de arranque que, además de recuperar energía y poner en marcha el motor térmico, en determinadas situaciones de necesidad de par, al acelerar a fondo desde parado por ejemplo, puede añadir hasta 15,3 mkg al sistema durante breves instantes. Dispone de una batería de iones de litio que, además de trabajar para el sistema híbrido, permite una autonomía totalmente eléctrica teórica de casi 30 km, según indica inicialmente el propio coche. Esta autonomía se consigue con un tiempo de recarga de 3 horas en un enchufe convencional.

BMW 225xe

El sistema híbrido del BMW 225Xe tiene tres modos de funcionamiento que el conductor decide a golpe de botón. Por defecto se establece el Auto e-Drive, en el que el coche se moverá hasta 80 km/h en modo eléctrico hasta agotar batería, a partir de ahí el funcionamiento eléctrico irá en función de la conducción, como en un híbrido convencional. En el modo Max eDrive el Serie 2 se convierte en un eléctrico puro, con una velocidad máxima limitada a 125 km/h. Con el modo Save Battery podemos dejar el coche en modo híbrido pero conservando la carga de la batería, para poder utilizar la autonomía eléctrica cuando más nos convenga. En este modo si la batería está por debajo del 50 por ciento, automáticamente se pone a recargarla utilizando el recuperador de energía y el motor térmico. A esto se le añaden los habituales Sport, Comfort y Eco Pro, que priorizan el estilo de conducción. En el Eco Pro además se activa la conducción a vela, con lo que deja el coche en punto muerto y con el motor apagado al levantar suavemente el pie del acelerador.

Sobre un Serie 2 Active Tourer convencional físicamente cambia en lo referente a la ubicación de la batería, que está bajo los asientos traseros. Así la banqueta es fija y se reduce la altura en 4 cm, algo que no supone gran problema puesto que los 93 cm que deja hasta el techo son más que suficientes. El maletero pierde 30 litros de capacidad, que aunque importantes tampoco resultan determinantes. Sin embargo el depósito de combustible pasa de 51 a 36 litros de capacidad.

El funcionamiento resulta espectacular en modo eléctrico. Es como conducir un eléctrico i3; agradable, silencioso, ecológico, con la calidad dinámica de todo un BMW y el espacio de un Active Tourer. Con este acabado Sport y los detalles M lo veo excesivamente duro para la orientación del coche, pero dinámicamente se defiende muy bien. Sin el paquete M ahorramos 3.246 euros, ganamos en confort y su estabilidad sigue ofreciendo calidad. Su autonomía con batería cargada a tope suele rondar en ciudad los 15- 20 kilómetros, en función de nuestra conducción. Personalmente no logré hacer más de 17 km en todas las pruebas que hice, todas ellas conduciendo normal, sin buscar la mayor eficiencia. Con esa distancia dentro de una ciudad como Madrid tienes de sobra para tus gestiones diarias, siempre que no vivas del transporte, claro.Una vez agotada la carga, como es lógico, empieza a consumir gasolina. Si haces la media de los primeros 100 km logras consumos por debajo de los 4 litros sin mucha dificultad. La maravillosa eficiencia inicial se va alejando a medida que vas incrementando la distancia recorrida; son 136 CV más el aporte eléctrico en un coche que pesa la friolera de 1.759 kilos y que tiene prestaciones de GTI, luego no es de extrañar que superes los 8 litros de gasto medio en conducción normal. Si además aprovechas la mucha potencia que tiene, el gasto se dispara. El 225xe consume menos que un motor de gasolina de 225 caballos sin hibridar pero 2 litros más que este mismo modelo con el motor 220d de 190 CV, que sólo es ligeramente más lento y tiene un depósito mucho mayor con el que dobla la autonomía.

BMW 225xe

Lo ideal es llevarlo en el modo Save Battery (guardar batería) fuera de la ciudad o en vías de circunvalación y cambiar a Max eDrive (eléctrico). Es una operación sencilla que no supone pereza alguna y te ayudará a consumir menos gasolina; esto es más ecológico, que no barato porque la electricidad no es gratis y en hacer esos 17 km en eléctrico traducido a euros se queda rondando 1 euro, que es prácticamente lo mismo que te costaría hacerlo en gasolina teniendo en cuenta el consumo medio que hemos medido en nuestro Centro Técnico. La función eléctrica te permite acceder a zonas restringidas de las ciudades (o en determinadas ciudades europeas) en donde nunca podrías entrar con un coche con las prestaciones de GTI de este 225 Xe y esa es una de sus mayores virtudes. Además, por ser híbrido enchufable está exento de pagar el ticket de la O.R.A. en Madrid, por ejemplo.

No busques en el 225xe un coche de tracción total puesto que, aunque lo sea por debajo de 130 km/h, el 4x4 está enfocado a la eficiencia. Es cierto que supone un plus de seguridad y ayuda en curva, especialmente cuando intervendría el control de estabilidad, pero la mayor parte del tiempo actuará como tracción o propulsión. Veo en él una utilización muy específica, no es un coche tan útil para a todo el mundo como lo es con sus otras mecánicas, más económicas y polivalentes y que no requieren de un lugar para enchufar. Su precio es alto, porque ofrece tecnología cara y, ya puestos, BMW la ofrece a lo grande, porque puede. Podríamos plantearnos porqué BMW ha hecho híbrido plugin a una versión tan deportiva y no a una más "racional". La respuesta la encontramos también en otras marcas: ¿Por qué VW hibrida un Golf GTI para lograr el GTE en lugar de hacer una versión más económica? Es una cuestión de precio, ya que de momento la tecnología enchufable es cara y en el mercado tendría poco sentido hacer un coche "barato" a precio de caro, por eso una marca como Toyota ni se plantea hacer enchufables a sus modelos híbridos populares; económicamente no les compensa, de momento.  

BMW 225xe

Este coche te puede interesar si realizas trayectos diarios de menos de 100 km y tienes un lugar donde enchufarlo, en esas condiciones es muy bueno. Si vas a viajar con él te puedes encontrar con autonomías de 300 km. BMW ha logrado hacer eficientes las prestaciones, algo que entendería en un coche como el Serie 1 y no en un coche de orientación familiar. Para eso te recomiendo mejor los 218d y 220d.

También te puede interesar:

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Todos los eléctricos e híbridos enchufables: guía de compra

Los coches eléctricos de PSA tendrán 450 km de autonomía

BMW iPerformance: probamos los híbridos enchufables de BMW

BMW 330e vs VW Passat GTE: dos híbridos enchufables, frente a frente

Galería relacionada

BMW 225xe