Audi RS 3 Sedán: superprueba al deportivo con todas las mediciones

Segunda aplicación del nuevo 5 cilindros, el icónico motor con el que Audi marcó un antes y un después en competición y forjó los cimientos de sus deportivos. Conclusión: efectividad máxima en el nuevo RS 3.
Raúl Roncero.

Twitter: @autopista_es Fotos: Israel Gardyn. -

Audi RS 3 Sedán: superprueba al deportivo con todas las mediciones
Audi RS 3 Sedán: superprueba al deportivo con todas las mediciones

Tuno para el Audi RS 3. Luego caerá en manos del SUV RS Q3. Si ya nos has leído, sabrás este motor de 5 cilindros que no es una evolución sin más de la anterior versión de 367 CV, sino un motor enteramente nuevo. Los parabienes llegan a muchas áreas: más frugal, más deportivo y más explosivo ahora con 400 CV también más agradables que nunca. Es, por cierto, la primera vez que Audi lo combina en la carrocería Sedán del A3, tal vez con la intención de ampliar mercados —China o USA—, tal vez para que el BMW M2 se vea verdaderamente acosado. Sin duda, era y es para Audi una de las referencias a batir, aunque podría abrir nuevos horizontes porque vaya nivel de prestaciones y efectividad. 

Publicidad

Audi RS3Y es que, no sólo al M2, ahora en inferioridad de caballos frente al de Audi, sino a coches mucho más potentes como el BMW M4 o el C 63 AMG bate este nuevo Audi RS 3 en las principales mediciones de aceleración: bajar a cotas inferiores a los 4 segundo en el "sprint" corto y a poco más de 22 segundos en el largo son palabras mayores. Está claro que no es todo motor, sino, para estos ejercicios, trabajo en equipo de transmisiónrapidísimo cambio automático S-Tronic de 7 marchas— y tracción total. Motor con "mil" caras, perfectamente adaptado a la ciudad a condición, eso sí, de un elevado consumo de combustible; agradable conjunto "rutero" para meterse entre pecho y espalda un viaje a velocidad legal, donde la evolución técnica se demuestra con casi un par de litros de mejora en consumo respecto a la anterior versión con carrocería Sportback.

CONSUMOS Audi RS3 Sedán
Consumo en ciudad 9,2 l/100 km
Consumo en carretera 6,9 l/100 km
Consumo medio 7,8 l/100 km

Pero, sobro todo, resulta temperamental este motor de cinco cilindros cuando le buscas las cosquillas, siempre acompañado de una calidad melódica digna de Axl Rose, el vocalista de Guns N´Roses; dicen que la mejor voz masculina, la de mayor "rango dinámico", aunque su "quebradizo" despertar te recordará inicialmente a "nuestro" Sabina. Segundos después de arrancar, sonido metálico, ronco progresar y un último toque de agudos en su progresión final, aderezado con explosiones de escape en cada cambio de marcha. Sublime.

Cohete RS3

Audi RS 3La fiera no es que despierte pasadas las 4.500, pero es a ese régimen cuando verdaderamente te das cuenta de lo que llevas entre manos y cuando las cosas tal vez empiecen a pasar demasiado deprisa. Tampoco su límite está a esas casi 6.000 rpm en el que anuncia cotas de potencia máxima. Más allá, queda mucho motor por exprimir, bien a máquina, bien "a mano", con el selector secuencial en el perfil de conducción Dynamic, respetando las órdenes del conductor para subir de marcha, pero es entonces cuando descubres la excelente afinación del S-Tronic en su "otro modo", el totalmente automático. Por cierto, cambio que ha aguantado una semana de duro trabajo sin dar el más mínimo síntoma de fatiga. Y menos aún se han resentido los frenos porque nuestra unidad equipaba el kit de carbono. Aunque con ellos este RS3 no la logrado batir las distancias conseguidas por el TT RS con discos de acero y rueda opcional de 20 pulgadas  —65,4 metros—, al menos, tu cabeza va a poder trabajar con una variable menos: su capacidad de frenada está asegurada, y eso es muy importante en un coche no tan rápido, sino tan veloz.

PRESTACIONES Audi RS3 Sedán
Acel. 0-100 km/h 3,76 s
Acel. 0-1000 metros 22,07 s
Adelantamiento 80-120 km/h 2,55 s
Sonoridad 100 km/h 67,9 dB
Sonoridad 120 km/h 69,3 dB
Frenada desde 140 km/h 71,3 m
Peso en báscula 1.571 kg
Publicidad

De curva a curva

De las rectas, preocúpate sólo en mirar el horizonte, porque se pueden acabar antes de lo que piensas. Aquí, el RS3 demuestra comportarse con una tranquilizadora precisión y aplomo de tiralíneas. Incluso, con un confort no ya razonable, sino mucho más que eso aun cuando pisa con firmeza. Excepcional trabajo también de la amortiguación magnética pilotada.

Detalle Audi RS3 El Audi RS 3 Sedán suma amplitud y una capacidad de maletero más que razonable y tienes un deportivo óptimo para viajar con cuatro pasajeros. Pero es turno de explorar lo que verdadero esconde y exige este RS: radicalidad y sensatez, mucho sentido común. Como toda la familia RS, deportivo de fácil doma, pero este potro ha salido más salvaje que nunca. De uno a otro giro gana velocidad de vértigo y tanto su rápida dirección como su eje delantero calzado con rueda de mayor sección y menor perfil que las traseras aportan una altísima direccionalidad.

ESPACIO Audi RS3 Sedán
Anchura delantera 139 cm
Anchura trasera 132 cm
Altura delantera 90-97 cm
Altura trasera 87 cm
Espacio para piernas 71 cm
Maletero 335 litros

Lo sientes ágil, muy natural, pero también mucho más "mecánico" que anteriores RS. La tracción es completamente variable en función del modo de conducción y cuenta con la incondicionable ayuda del efecto vectorial mediante frenos, logrando no ya que su eje trasero sea participativo, pero sí que su cintura sea tremandamente ágil, Chasis íntegro, en su máxima expresión, con margen para cerrar el giro o corregir levantando con cierta garantía el acelerador en pleno apoyo, porque lo que se dice deslizar, es más que probable que las cuatro ruedas se desplacen ligeramente de su trayectoria a que lo haga descaradamente uno de sus trenes. Igualmente, quattro implica una otra ventaja adicional, por más que haya 400 CV que transmitir al suelo. Mayor velocidad de paso por curva, poder anticipar la aceleración, aporta efectividad en condiciones adversas y, no nos engañemos, también puede compensar la falta de manos para quienes quieren conservar este icono hasta la eternidad.

En definitiva, el Audi RS 3 Sedán es el último de una era que plasmamos en las siguientes páginas, motor de hitos que rompe una nueva barrera, 400 CV de puro rendimiento y fantasía que aportan alma al nuevo cuerpo en el que Audi ofrece su RS 3. Deportivo no sólo capaz de hundir a la flota de rivales, sino de batir a  modelos de la talla de un M3.   

Publicidad