Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Mercedes EQC: ¿qué SUV eléctrico es mejor?

Más allá de la idoneidad urbana de los coches eléctricos, con estos Audi e-tron, Jaguar i-Pace o Mercedes EQC te puedes empezar a plantear en serio todo tipo de largas experiencias al volante.
Lorenzo Alcocer / Fotos: Juan Sanz -
Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Mercedes EQC: ¿qué SUV eléctrico es mejor?
Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Mercedes EQC: ¿qué SUV eléctrico es mejor?

Los límites están para superarlos. Y los coches eléctricos van superando los suyos y marcándose nuevos retos. Seguramente haya que agradecer a Tesla la evolución conceptual del automóvil eléctrico, hoy, mucho más capaz y pragmático, asumido su alto coste de adquisición, de lo que muchos hubieran pensado hace unos años. Dentro de un orden, estos e-tron, i- Pace y EQC son tres coches corrientes si los vemos como tres SUV medios/altos (el Jaguar es significativamente más pequeño que el Audi), plenamente funcionales en todos los entornos en los que se puede desenvolver un vehículo de las características de estos grandes familiares SUV de lujo. Sus extendidas autonomías los normalizan todavía un poco más. Te hacen verlos más completos y versátiles, tanto, que sin querer darte cuenta, exprimes sus fantásticas posibilidades… y de nuevo te recuerdan que las distancias y los puntos y tiempos de recarga de un coche eléctrico siguen pesando mucho en su validez. Pero es cierto, que por muchos más kilómetros (o días) de lo acostumbrado nos llevan a experimentar sus excepcionales capacidades de desplazamiento. Por ello, podemos considerarlos, con ciertos requisitos, funcionalmente coches más, que menos, convencionales.

Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Mercedes EQC: ¿qué SUV eléctrico es mejor?

Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Mercedes EQC: ¿qué SUV eléctrico es mejor?

Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Mercedes EQC: lleno, por favor

Cargar la batería de un coche eléctrico puede convertirse en una tarea cotidiana más. Y hacerlo exige su buen tiempo y su infraestructura. Pero si te prometen los ordenadores de abordo de estos Audi, Jaguar y Mercedes en torno a 330 kilómetros de autonomía con sus baterías recién cargadas, el día (o la semana) te lo puedes plantear con más calma y tener controlado dónde cargar. Bajo el piso acogen unas baterías inmensas y exageradamente pesadas. Y cargarlas puede ser una odisea. El Audi es quien lo pone más fácil. El cargador de a bordo compatible con el enchufe básico de casa (AC) tiene una potencia de 11 kW y ofrece en opción otro de 22. Los del** Jaguar y Mercedes son de 7,2 y 7,4 kWh**, respectivamente. Pero todo dependerá de la potencia que tengamos contratada en nuestro punto doméstico de carga para aprovechar la potencia de los cargadores (los 11 kW del Audi exigen además una instalación trifásica). En el peor de los casos (3,3 kW contratada), puede llevarnos más de 20 horas cargar la batería del 10 al 80 por ciento en los tres, que cuentan con baterías similares. En los puntos de carga rápida (DC) que podemos encontrar en aparcamientos, centros comerciales, hoteles o electrolineras, el Audi puede hacerlo hasta 150 kWh, por 100 y 110 kWh el Jaguar y el Mercedes. Aquí sí podríamos hablar de tres cuartos de hora para pasar del 10 al 80 por ciento de la carga… pero apenas hay supercargadores capaces de suministrar esas potencias, aunque Tesla y el Grupo Ionity, donde participan Audi y Mercedes, están creando una amplia red por toda la península y Europa. El precio de carga también puede ser muy variable. El gasto cada 100 km puede equivaler al de un gran diesel cargando en casa con una buena tarifa, hasta superarlo con creces en los puestos de carga de la calle.

PRESTACIONES Audi e-tron 55 quattro 408 CV Jaguar i-Pace EV400 AWD 400 CV Mercedes EQC 400 4Matic 408 CV
Acel. 0-100 km/h 5,51 s 4,69 s 5 s
Acel. 0-1000 metros 25,78 s 24,96 s 26,06 s
Sonoridad 100 km/h 62,9 dBA 65 dBA N.D.
Sonoridad 120 km/h 65,9 dBA 67,4 dBA N.D.
Frenada desde 140 km/h 69,01 m 74,71 m 71,41 m
Peso en báscula 2.602 kg 2.239 kg 2.517 kg

Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Mercedes EQC: potencia de lujo

Iniciar la marcha con cualquiera de ellos te lleva a experimentar una calidad de empuje excepcional, por la increíble suavidad y contundencia con que empujan sus silenciosos motores eléctricos. Cuentan con uno por eje y suman una potencia combinada de 408 CV los alemanes y 400 el inglés. Su adaptación para moverse sigilosamente a 20 km/h en un atasco y acometer después fulgurantemente un adelantamiento en carretera no tiene parangón, sin importar sus elevadas taras, de hasta 2,6 toneladas el Audi. Pero el problema ya no es tanto lo que aceleran, que es una barbaridad, si no lo que pueden consumir, también mucho. El consumo es muy variable en función de nuestra demanda o la orografía por donde nos movamos, por lo que al final incluso con una alta reserva de energía te tomas las cosas con calma.

CONSUMOS Audi e-tron 55 quattro 408 CV Jaguar i-Pace EV400 AWD 400 CV Mercedes EQC 400 4Matic 408 CV
Consumo en carretera 21,9 kWh/100 km 20,2 kWh/100 km 22,9 kWh/100 km
Autonomía media 394 km 396 km 349 km

A velocidades de crucero legales pueden estabilizarse por debajo de los 25 kWh/100 km, que te llevarían a conseguir autonomías en torno a los 300 kilómetros, pero en condiciones más exigentes es muy fácil mantenerse bien por encima de los 30 kWh/100 km. Y en recorridos cortos urbanos invernales, hemos visto medias sobre 40 kWh/100 km, si bien en ciudad se suceden muchas fases de recarga de las baterías. La capacidad de recuperación no es banal. Y los tres disponen de diferentes modos para regular la intensidad. El Jaguar ofrece un modo sin retención y otro de recarga, mientras los alemanes disponen de hasta tres niveles de recarga, que puedes seleccionar rápidamente a través de las levas del volante simulando la reducción de marchas, más uno automático y otro neutro. Con fuerte retención, puedes conducir sin apenas tocar el freno y también gracias a sus elevados pesos, sin retención son muchos los metros que se pueden desplazar sin acelerar. La acción de frenado normalmente es responsabilidad de los motores eléctricos y el sistema hidráulico solo entra en acción en altas demandas. El tacto y respuesta son muy homogéneos en el e-tron y EQC y un tanto artificial en el i-Pace, que alarga además algo más las frenadas que sus rivales.

ESPACIO Audi e-tron 55 quattro 408 CV Jaguar i-Pace EV400 AWD 400 CV Mercedes EQC 400 4Matic 408 CV
Anchura delantera 148 cm 146 cm 145 cm
Anchura trasera 140 cm 138 cm 142 cm
Altura delantera 91/99 cm 94/101 cm 87/94 cm
Altura trasera 98 cm 92 cm 93 cm
Espacio para piernas 77 cm 78 cm 72 cm
Maletero 434 litros 440 litros 500 litros

Audi e-tron, Jaguar i-Pace y Mercedes EQC: nuevo confort

El confort ambiental también te lleva a sentirlos enormemente placenteros. No escuchar ruidos mecánicos ni sentir vibraciones mientras ruedan es algo que mejora mucho la calidad de rodadura. Aquí el EQC además se muestra como el Mercedes que es y su tacto general resulta agradabilísimo. De hecho, por su confort mecánico, de rodadura, su impecable habitáculo y el equipamiento disponible, es uno de los coches más exquisitos del mercado para viajar. El Jaguar tiene un tacto general más firme y no te sientes tan aislado del exterior. En cierta medida, no es tan impactante rodando suavemente en absoluto silencio como sus rivales. El Audi se aprovecha de su suspensión neumática de serie para decidir cómo quieres que pise. Resulta prácticamente tan refinado como el Mercedes y el más preciso de movimientos si seleccionamos el modo Sport. En cualquier caso, no invita ninguno a una conducción deportiva...salvo a acelerar de vez en cuando a fondo. Son pesados y sus inercias están muy presentes. Pisan con mucho aplomo y giran muy bien, pero también se “alborotan” en trazados exigentes o asfaltos muy bacheados. Pero eso sí, en general son unos extraordinarios rodadores de medias distancias.

Publicidad
También te puede interesar

Audi no ha podido encontrar mejor manera de celebrar sus 40 años de quattro: desarrollar una versión S de su eléctrico e-tron, con 370 kW (503 caballos)… y diversión a raudales.

Desde el Gobierno confirman que habrá un nuevo Plan Moves con ayudas para la compra de un vehículo eléctrico. Los fondos del actual de momento no se han agotado.