Publicidad

Audi A3 1.6 TDI Ultra contra BMW 116d, minimalistas

Tanto el Audi A3 como el BMW Serie 1 desdoblan sus correspondientes motores Diesel de acceso en versiones con y sin especificaciones ecológicas, y obviamente, con diferentes consumos emisiones.
Raúl Roncero.

Twitter: @Rron0_autopista / Fotos: Israel Gardyn -

Audi A3 1.6 TDI Ultra contra BMW 116d,  minimalistas
Audi A3 1.6 TDI Ultra contra BMW 116d, minimalistas

Combina como quieras sus carrocerías, transmisiones —manuales de 6 marchas, DSG de 7 y Steptronic de 8— o sus definiciones comerciales en función de si son o no las versiones de la gama orientadas hacia la máxima eficiencia —Ultra en lugar de Clean Diesel en el caso del Audi A3 y Efficient Dynamics Edition en el del BMW Serie 1—. Pero sea cual sea la composición final que hagas, estarás ante dos vehículos con los que, por más que te lo propongas, jamás verás dos dígitos en su ordenador de consumo. No hace falta que lo pruebes, yo ya lo he intentado rodando ininterrumpidamente en el anillo del Inta y me ha costado sudar en balde. Como te decía, bajo definiciones 1.6 TDi/110 y 116d encuentrasal Audi A3 y  BMW Serie 1 con especificaciones tan diferentes que conviene entrar mínimamente en detalle.

 

Clean Diesel ha pasado ha ser hoy el apellido estándar de todas las motorizaciones en Audi ya pasadas a Euro VI, evolución también llevada a cabo en el A3 TDi Ultra, que además de aceites específicos, altura rebajada mediante muelles de, también, menor elasticidad y, especialmente, una relación interna diferente para la caja de cambios, homologa un consumo 5 décimas de litro inferior que las versiones Clean Diesel, éstas, sí, abiertas a infinitas posibilidades de personalización —desde el cambio automático al paquete S-Line—. 

Nuestro primer contacto con los renovados BMW Serie 1 en general y 116d en particular ha sido, como ves, una "peculiar" versión con cambio Steptronic de 8 relaciones combinado con la línea de acabado M-Sport, lo cual implica amortiguación y ruedas de orientación deportiva entre otros muchos detalles, aunque empecemos por lo verdaderamente relevante: de ayer a hoy, los BMW Serie 1 116d han perdido un cilindro; y todos, sean o no Efficient Dynamics Editon —EDE desde ahora—, llevan el mismo 1,5 litros con 109 CV —antes había dos motores: 1,6 y 2,0 litros—. Al igual que el Audi A3 TDi Ultra, el programa EDE implica, entre las modificaciones de mayor importancia, un planteamiento diferente  de transmisión —marchas más largas y abiertas—, pero también un Cx mejorado a 0,29 —0,30 en el normal, mismo valor que los A3, sean Clean Diesel o Ultra—.

BMW 116d vs Audi A3 1.6 TDI UltraEn el caso que nos ocupa, la transmisión automática supone mover una séptima y octava marcha de 53,1 y 68,3 km/h cada 1.000 rpm, respectivamente, frente a los 50,6 y 59,1 del manual que llevan los EDE en quinta y sexta —48,1 y 56,3 para los 116 normales—. A efectos de consumos homologados, la cosa queda de la siguiente manera: 3,4 l/100 km para los EDE, 3,7 para los BMW 116d normales y 3,6 para el automático. Como ves, los desarrollos de locomotora de la versión automática no compensan el  mayor intercambio térmico —tal vez, la principal "fuga" de energía"— del convertidor de par respecto al 116d más frugal, aunque sobre el papel,  son registros excepcionales.

De aquellos TDI-e... A estos Ultra. Y de aquellos EDE, a los nuevos tiempos. En el caso del Audi A3 TDI Ultra, estamos a 8 años vista de aquel Audi A3 con optimizados consumos movido por un 1.9 TDi con caja de 5 marchas. Casi una década en la que el Diesel ha avanzado a pasos agigantados y, entre un mejor Stop&Start y claras mejoras en las cifras de consumo urbano, ha logrado liberar de malos humos la ciudad, aunque en carretera hace ya años que llegamos a ver mínimos históricos que hoy resultan prácticamente imposibles de superar. El caso del Audi A3 TDi Ultra —puedes hacerlo extensible al Volkswagen Golf y al Seat León equivalentes— es un claro ejemplo: los 7,52 l/100 km en ciudad de aquellos TDi-e hoy son 5,2 en el Ultra, aunque la cifra de ambos coches en nuestro exigente circuito de carretera es idéntica: 4,3 l/100 km moviendo ahora, te recuerdo, una marcha más, un motor más pequeño y una estructura más ligera.

El caso del BMW Serie 1 116d es algo más difícil de analizar dada la "interferencia" que implica en los registros de consumos el citado cambio automático, aunque los datos de las antiguos BMW 116d son más que relevantes: 4,2 l/100 km para el EDE y los mismos 4,6 litros conseguidos hoy por la unidad probada para el anterior 116d con una versión descafeinada del motor 2.0 litros. En resumidas cuentas, en el caso de versiones enfocadas a la ultra eficiencia, no te niego que el avance en emisiones, tacto y consumo urbano haya sido exponencial, pero buena parte de las apoteósicas cifras de consumos que oyes a pie de calle se deben a un factor al que los fabricantes también le están sacando jugo: lo llaman "downspeeding"; vamos, que hoy nos desplazamos a velocidades claramente más lentas que hace una década. No es el caso de nuestro recorrido por carretera: mismo trazado y tiempo invertido, al minuto, desde que Autopista es Autopista.

Dicho esto, también reconozco que el nuevo tricilíndrico no le sienta nada mal al BMW Serie 1 116d, incluso comparándolo con los antiguos 116d con motor dos litros claramente limitado electrónicamente y con una progresión que crispaba por sentirlo tan maniatado en su empuje. El nuevo 1.5 no tendrá el giro fino y redondo de aquel, pero su potencia llega de manera fluida y estira con el ADN de la marca, algo más y mejor que el más "tradicional" motor de Audi. Aunque más ronco, la acústica de este motor, encapsulado bajo el tratamiento premium del BMW Serie 1, no implica merma de refinamiento, aunque en conjunto sobresale el trabajo del Audi A3 TDi Ultra con un equilibrio total. El precio a pagar por una versión Ultra es una capacidad de recuperación algo más lenta que los Clean Diesel con idéntico motor, además de 300 euros de sobrecoste, aunque sólo puedes elegir el acabado Attracted. Aunque más firme y bajo, comportamiento y confort siguen siendo los puntos verdaderamente fuertes de un A3 que, en refinamiento, agrado, tacto de conducción y efectividad, como conjunto, sigo creyendo que supone el máximo exponente de la categoría. Respecto al Serie 1, sobra decir que su chasis está por encima de las posibilidades de su motor, pero es de agradecer que incluso estas versiones de acceso conserven esa brillante dinámica y agilidad de conducción, en mi caso, únicamente penalizada por una dirección en la que, aún siendo muy precisa, siento ciertos "vaivenes" de asistencia cuando corriges levemente la trayectoria en línea recta.

BMW 116d vs Audi A3 1.6 TDI UltraEn pocas palabras

Aceleración: En tablas. Enfocados al ahorro, sus desarrollos de locomotora no son un hándicap este ejercicio en el que se pone en juego toda la potencia disponible. Sus tiempos están incluso en la línea de compactos con buenos motores de 120 CV.

Frenada: Aprobado. Cifras tirando a normales en el caso del A3, con su neumático "eco" de 205 mm. BMW no logra sacar partido de su mayor equipo de frenos ni el superior equipo de ruedas opcionales de tamaño XXL.

Sonoridad: El precio de la calidad. Impecables rodadores, si hay un aspecto en el que se aprecia dónde puede estar escondido el sobrecoste es este. Independientemente de ello, el motor BMW se siente algo más ronco que el de Audi.

Recuperación: Empuje vs ahorro. Desigual comparación habida cuenta la diferencia de transmisiones. Aunque ambos definen cambios con una última relación enfocada al desahogo; en cualquiera de las anteriores, la respuesta es más que satisfactoria para la potencia disponible.  

Potencia: Motores "idénticos" desde donde entregan par y potencia operativa y hasta donde el sentido común nos llevaría a estirarlos, aunque el ADN de BMW queda evidente con más potencia efectiva a alto régimen.

Consumo: Menos es más. Seguro la versión manual rebajará alguna décima el consumo urbano del Serie 1 automático probado, pero en un más igualado duelo en carretera, el nuevo tres cilindros de BMW no ha sido capaz de rebajar el consumo en la misma proporción que el motor ha reducido su tamaño.

Habitabilidad: Sentado o "tumbado"· BMW sigue proponiendo una postura de conducción más deportiva que exige mayores distancias respecto a pedales. Funcionalmente, lo más criticable es el maletero. El Serie 1 digiere más de una centena de kg extra que su rival. 

También te puede interesar

- Todos los coches de Audi

- Todos los coches de BMW