A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

En verano llegará a los concesionarios el nuevo Mercedes Clase E, adoptando motores más eficientes, un software actualizado, lo último en sistemas de asistencia de la marca y un evolucionado diseño.
Jochen Knecht / Fotos: Daimler -
A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante
A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

Cualquiera que deje que Michael Kelz, el Ingeniero Jefe del nuevo Mercedes Clase E, le lleve por “Red Rock Canyon”, cerca de Las Vegas, en el nuevo Mercedes Clase E, seguro que no se aburrirá lo más mínimo. Un trayecto rodeado de un montón de rocas brillantes de color rojo, blanco y amarillo, que hace 400 millones de años formaban parte de un impresionante mar jurásico. Y porque te puede explicar, centímetro a centímetro, todo lo que tiene el renovado W 213. Y es que, no obstante, se trata de uno de los Ingenieros Jefe de la marca.

Publicidad

Visualmente, el Clase E 2020 se someterá a un lavado de cara adoptando los rasgos de diseño más actuales de Mercedes, marcado en sus últimas novedades. Estos se plasman en una nueva parrilla, con formas renovadas también en el frontal y una rediseñada tapa del maletero, adoptando además nuevas luces led significativamente más planas y anchas.

A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

Mercedes Clase E 2020: la vanguardia se convierte en la base

En el futuro, sólo se comercializarán los acabados Avantgarde, Exclusive y AMG, mientras la terminación básica será eliminada. El que no quiera la estrella en el radiador, pero sí en el capó, tendrá que marcar la casilla "Exclusive" al elegir el modelo.

Pero es cuando miras bajo el capó cuando las cosas se ponen más emocionantes. Antes de nada, Michael Kelz nos habla sobre el desafío que supone posicionar el Clase E de forma técnicamente inteligente entre la serie de modelos modernos más pequeños y el actual Clase S, abarcando toda la oferta. Porque nunca debe parecer aburrido, especialmente en comparación directa con la nueva edición del lujoso Clase S que se lanzará al mercado a finales de año. Y es precisamente por eso que la actualización aporta una gran cantidad de innovaciones, en particular en los sistemas de asistencia e información y entretenimiento. "Todo el software del coche es prácticamente nuevo", destaca Kelz.

A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

El Mercedes Clase E 2020 incorpora el sistema multimedia de información, navegación y entretenimiento MBUX. Por eso, los clásicos instrumentos analógicos redondos pasan a ser historia en el cuadro de la instrumentación. Como en todas las nuevas series, contará de cara al futuro con la exclusiva versión del sistema MBUX con pantallas de 10,25 pulgadas y el control por voz "Hola Mercedes". Como en el GLE, el MBUX no sólo reacciona al habla, sino también a los gestos. Y como hay dos micrófonos instalados en el interior, el asistente digital también puede distinguir limpiamente las voces del conductor y del pasajero.

Michael Kelz quita repetidamente las dos manos del volante mientras conduce. Sin embargo, el W 213 encuentra su camino con naturalidad, porque el renovado asistente de dirección no tiene problemas para detectar limpiamente el oscuro asfalto. Y como estamos en una versión americana, puede gesticular hasta 30 segundos –"en Europa el tiempo permitido por la normativa es mucho más corto", dice Kelz–.

Apoyándonos en el “Tempomat”, que se encarga del control de la velocidad y también procesa los datos de los mapas de navegación a través de la cámara frontal, “circulamos a vela” de vez en cuando por el monumental paisaje marciano, apoyándonos en el sistema. En otras palabras, el motor se apaga cuando hay suficiente impulso para mantener la velocidad. No es una verdadera innovación, pero hasta ahora se basaba en desconectar el embrague mientras el motor seguía funcionando. Sin embargo, con las últimas actualizaciones, todos “los e-motores” están adoptando hibridación suave (Mild-hybrid). Sólo los pequeños diésel siguen estando disponibles sin un generador de arranque integrado (ISG) y sin la tecnología de 48 voltios. Y es precisamente este ISG, el que ahora saca al motor de su sueño de navegación con una notable sacudida. "Esto desaparecerá con el comienzo de la producción en serie", promete Kelz.

A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

Dos nuevos motores de gasolina cubren las lagunas de la anterior gama Mild-hybrid: un motor de dos litros y cuatro cilindros con 272 CV, conocido internamente como M 254, y un motor de tres litros y seis cilindros (M 256) que desarrolla 367 CV. Ambos disponen de 15 kW procedentes de un acumulador en la parte superior del generador de arranque. La energía adicional de la batería entregada en kWh es una interesante ayuda adicional de energía para el Clase E, porque incluso el pasajero delantero puede sentir claramente cuando la pequeña máquina eléctrica aporta su energía, circulando a régimen medio.

A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

A bordo del nuevo Mercedes Clase E 2020: laboratorio rodante

Tecnología Mild-hybrid de hibridación suave para (casi) todos los motores

Además de los Mild-hybrid, hay siete híbridos enchufables que se lanzarán al mercado en verano. Será el GLC el primero en estrenar esta nueva generación de plug-in, con una autonomía en eléctrico de unos 50 km (WLTP). De vuelta a la civilización, Kelz pone las manos en su regazo, porque nuestro W 213 entra y sale automáticamente.

Publicidad

Su predecesor ya era capaz de hacerlo, pero ahora funciona de una sola vez, sin ninguna corrección de dirección. Y debido a que las normativas son cada vez más estrictas, un nuevo asistente de aparcamiento con función de 360 grados y cámaras adicionales estará disponible para el nuevo Clase E. Esto permitirá a Mercedes asegurarse de que el Clase E pueda seguir estacionándose y desaparcando, adaptándose a las nuevas normativas en el futuro.

Publicidad