Leonardo da Vinci, diez hechos sobre su increíble vida

Se puede pensar que ya se ha dicho todo sobre Leonardo da Vinci, el epítome del hombre del Renacimiento, que asombro al mundo con sus bocetos de máquinas voladoras. Sin embargo, en su vida, hay algunos hechos poco conocidos que hoy desvelamos.

Meritxell Bernal

Leonardo da Vinci, un auténtico genio del Renacimiento, que destacó como pintor, dibujante, ingeniero, científico, teórico, escultor y arquitecto.
Leonardo da Vinci, un auténtico genio del Renacimiento, que destacó como pintor, dibujante, ingeniero, científico, teórico, escultor y arquitecto.

Leonardo da Vinci (1452-1519), pintor, escultor, arquitecto, escritor, anatomista, geólogo, astrónomo, botánico, inventor, ingeniero y científico, Junto con Miguel Ángel y Rafael, es considerado uno de los pilares del Renacimiento italiano. Sus obras más famosas incluyen “La Mona Lisa”, “la Última Cena” y “El Hombre de Vitruvio”.

Aunque fue célebre por su ingenio tecnológico, no hay que olvidar que en su tiempo asombró por su diseño de máquinas voladoras, también se caracterizó por ser un gran científico, algo que en gran parte no fue descubierto ni apreciado en su época. Sigmund Freud escribió al respecto: “Era como un hombre que se despertaba demasiado temprano en la oscuridad, mientras los demás aún dormían”.

Cuando Da Vinci murió en 1519, dejó más de 6.000 páginas de diario llenas de sus reflexiones personales, listas de la compra y chistes obscenos. También detalló sus fuentes de inspiración, su deseo de una fama duradera y sus profundas angustias

Cuando Da Vinci murió en 1519, dejó más de 6.000 páginas de diario llenas de sus reflexiones personales, listas de la compra y chistes obscenos. También detalló sus fuentes de inspiración, su deseo de una fama duradera y sus profundas angustias.

Como estos, existen otros datos interesantes sobre la vida de Leonardo da Vinci, que pueden que nos ayuden a comprender mejor su increíble mente.

1. Era hijo ilegítimo

Da Vinci nació en 1452 cerca de Vinci, en lo que hoy es la región italiana de Toscana. Su padre era un notario y propietario llamado Messer Piero Fruosino di Antonio da Vinci. Se cree comúnmente que su madre, Caterina, era una campesina local. Aunque algunos expertos piensan que era en realidad una esclava propiedad de Messer Piero.

Estatua de Leonardo Da Vinci, uno de los pilares del Renacimiento italiano.
Estatua de Leonardo Da Vinci, uno de los pilares del Renacimiento italiano. Foto: IStock.

Los padres de Da Vinci nunca se casaron y éste vivió con su madre hasta los 5 años. Más tarde, se mudó a la casa de su progenitor, quien se había casado con otra mujer.

Los diarios del artista muestran que mantuvo una relación un tanto distante con su madre a lo largo de su vida adulta, intercambiando cartas con ella solo de vez en cuando

Los diarios del artista muestran que mantuvo una relación un tanto distante con su madre a lo largo de su vida adulta, intercambiando cartas con ella solo de vez en cuando. Sus escritos sugieren una conexión más cercana con su padre, cuya muerte Da Vinci lamentó profundamente.

2. Carecía de educación formal

A pesar de su genio, puede resultar sorprendente saber que Leonardo da Vinci no recibió mucha educación formal. Aprendió los conceptos básicos de lectura, escritura y aritmética, pero gran parte de su aprendizaje profundo llegó más tarde en la vida.

Las matemáticas avanzadas, un tema que le apasionaba, solo entró en su vida a los 30 años

Por ejemplo, el latín, que era el idioma de los académicos en ese momento, era algo que él aprendió por sí solo. Y las matemáticas avanzadas, un tema que le apasionaba, solo entró en su vida a los 30 años cuando comenzó a dedicarse al tema.

3. Escribía al reverso

Leonardo da Vinci usaba la técnica de escritura en espejo.
Leonardo da Vinci usaba la técnica de escritura en espejo. Foto: IStock.

Nadie sabe exactamente por qué Leonardo usó su famosa técnica de escritura en espejo, escribiendo desde el lado derecho de la página hacia la izquierda. Algunos eruditos argumentan que lo hacía para que sus notas fueran difíciles de descifrar. Otros piensan que tuvo algún tipo de dificultad para escribir y que esa era la mejor manera de superarlo.

 4. Su producción artística es pequeña

Aunque Leonardo es considerado uno de los más grandes artistas de todos los tiempos, su producción artística fue relativamente pequeña. De hecho, sólo existen unas 17 obras que se le puedan atribuir definitivamente.

Parte de esto se debió a su mente ocupada. Atareado con la investigación científica y los asuntos de ingeniería, a menudo pasaba por largos períodos en los que no aceptaba encargos ni pintaba mucho.

En el interior del refectorio del convento de Santa Maria delle Grazie, se encuntra el mural de La Última Cena, de Leonardo da Vinci.
En el interior del refectorio del convento de Santa Maria delle Grazie, se encuntra el mural de La Última Cena, de Leonardo da Vinci. Foto: IStock.

Algunas de sus obras famosas, como “La batalla de Anghiari y Leda”, se conocen solo a través de bocetos preparatorios o copias realizadas por otros pintores después de haberse perdido, destruido o deteriorado con el tiempo. Sin embargo, su incomparable reputación habla del poder de su arte. Incluso con tan pocas pinturas completas, es imposible negar su influencia en los artistas de su época y de las generaciones venideras.

5. Comenzó como aprendiz a los 15 años

Como era típico en la época, Leonardo inició su formación artística en la adolescencia. Gracias a la buena reputación de su padre, pudo ingresar al estudio del respetado artista Andrea del Verrocchio a los 15 años.

A los 20 años, fue aceptado en el gremio de pintores de Florencia, pero continuó pasando los siguientes cinco años bajo la tutela de Verrocchio antes de establecerse por su cuenta

Fue aquí donde no solo aprendería los conceptos básicos de pintura y escultura, sino también de ingeniería y artes técnicas. Esto incluyó temas como química, dibujo, metalurgia y trabajo de metales. Paralelamente, también trabajó en el taller de Antonio Pollaiuolo.

A los 20 años, fue aceptado en el gremio de pintores de Florencia, pero continuó pasando los siguientes cinco años bajo la tutela de Verrocchio antes de establecerse por su cuenta.

6. Fue perseguido

Leonardo da Vinci fue acusado de sodomía.
Leonardo da Vinci fue acusado de sodomía. Foto: IStock.

Cuando Da Vinci tenía 24 años, fue arrestado junto con varios compañeros varones acusados ​​de sodomía. Como no se presentaron testigos para declarar contra el artista y sus amigos, se retiraron los cargos. Sus diarios sugieren que las acusaciones fueron algo devastadoras para un hombre al que le gustaba mantener su privacidad.

En la Florencia del siglo XV, la sodomía era un crimen punible con la muerte. Tras ser desestimado su caso, el artista se mudó de esta ciudad a Milán.

Da Vinci también pudo haber temido por su vida. En la Florencia del siglo XV, la sodomía era un crimen punible con la muerte. Tras ser desestimado su caso, el artista se mudó de esta ciudad a Milán.

7.  Estaba fascinado por el cuerpo humano

La sed de conocimiento de Leonardo también se extendió al cuerpo humano. No contento con estudiar lo que ya estaba disponible, profundizó en sus conocimientos, realizando hasta 30 disecciones humanas en hospitales de Milán, Florencia y Roma.

Sus dibujos, que muestran cómo el cerebro, el corazón y los pulmones funcionan como el núcleo del cuerpo, todavía se conocen como un gran logro en la ciencia

Su pasión por la anatomía creció tanto que se convirtió en su propia área de estudio, independientemente de cómo influyó en su trabajo artístico. Desde el principio, no solo se interesó por la estructura de la anatomía, sino que también comenzó la investigación fisiológica. Sus dibujos, que muestran cómo el cerebro, el corazón y los pulmones funcionan como el núcleo del cuerpo, todavía se conocen como un gran logro en la ciencia. De hecho, sus dibujos anatómicos ayudaron a sentar las bases de la ilustración científica moderna.

El arte de la anatomía de Leonardo Da Vinci.
El arte de la anatomía de Leonardo Da Vinci. Foto: IStock.

8. Bill Gates es dueño de su cuaderno

Con un gran apetito por el conocimiento, no debería sorprender que fuera un escritor prolífico. Muchos de los cuadernos de Leonardo se encuentran en instituciones prominentes, como la Biblioteca Británica y el Museo Victoria & Albert, pero uno, en particular, está en manos de un genio moderno.

El cuaderno, de 72 páginas, fue escrito entre 1506 y 1510. Contiene una serie de reflexiones científica, sobre todo, desde las razones por las que el cielo es azul hasta la luminosidad de la Luna, cómo funciona el movimiento del agua y cómo se originaron los fósiles

El “Codex Hammer”, de Leonardo, también llamado Codex Leicester, fue comprado por el cofundador de Microsoft, Bill Gates, en 1994 por 30,8 millones de dólares.

Detalle del manuscrito de Leonardo da Vinci, de la colección del fundador de Microsoft, Bill Gates
Detalle del manuscrito de Leonardo da Vinci, de la colección del fundador de Microsoft, Bill Gates.

El cuaderno, de 72 páginas, fue escrito entre 1506 y 1510. Contiene una serie de reflexiones científica, sobre todo, desde las razones por las que el cielo es azul hasta la luminosidad de la Luna, cómo funciona el movimiento del agua y cómo se originaron los fósiles.

9. Su mayor obra fue arruinada por la guerra

En 1482, Leonardo se fue de Florencia a Milán, aparentemente atraído allí por un encargo de una enorme estatua ecuestre en honor a Francesco Sforza. Una vez terminado, habría sido más grande que las otras dos estatuas ecuestres del Renacimiento realizadas por Donatello y el antiguo mentor de Leonardo, Verrocchio.

El duque fue derrocado en 1499 y la maqueta de arcilla se arruinó cuando las tropas francesas invadieron la ciudad, despojándonos del que habría sido uno de los grandes monumentos del Renacimiento

Leonardo trabajó durante 17 años en el proyecto, que recibió el sobrenombre de “Gran Cavallo” (Gran Caballo). En 1493, se exhibió un modelo de arcilla de la escultura y Leonardo trabajó en planos detallados para fundirla en bronce. Desafortunadamente, el metal que se usaría para la escultura fue designado para cañones, ya que la amenaza de una invasión francesa era inminente. De hecho, el duque fue derrocado en 1499 y la maqueta de arcilla se arruinó cuando las tropas francesas invadieron la ciudad, despojándonos del que habría sido uno de los grandes monumentos del Renacimiento.

10. Pasó sus últimos años en Francia

Cuando Leonardo tenía 60 años, se vio obligado a abandonar Milán debido a la agitación política. Esto lo llevó a Roma, donde fue recibido por Giuliano de Medici, hermano del Papa. Mientras Leonardo esperaba encontrar trabajo en Roma, simplemente le dieron un estipendio y lo dejaron solo mientras otros artistas, como Rafael y Miguel Ángel, trabajaban arduamente en encargos para el Papa.

Se cree que Leonardo da Vinci dibujó este autorretrato aproximadamente a la edad de 60 años.
Se cree que Leonardo da Vinci dibujó este autorretrato aproximadamente a la edad de 60 años.

Esto frustró mucho a Leonardo y, cinco años después, aceptó con gusto una oferta del rey de Francia. Dejó Italia a los 65 años, en 1516, y nunca miró atrás. Si bien no pintó mucho mientras estuvo en Francia, pasó mucho tiempo trabajando en sus proyectos científicos.

Como algunas de las tumbas, también la suya fue destruida, esto ha hecho que a los historiadores les resulte difícil saber dónde están sus restos

Murió pocos años después de su llegada a Francia y fue enterrado en la Colegiata de Saint Florentin en el Château d'Amboise. Desafortunadamente, la iglesia sufrió daños durante la Revolución Francesa, que llevó a su demolición en 1802. Como algunas de las tumbas, también la suya fue destruida, esto ha hecho que a los historiadores les resulte difícil saber dónde están sus restos.

inventos leonardo da vinci

Relacionado

5 inventos geniales de Leonardo da Vinci para la guerra