La endogamia del gorila de montaña ha distorsionado sus rasgos faciales

La población del gorila de montaña es pequeña y los niveles de consanguinidad son altos. Un estudio señala que este hecho puede explicar por qué algunos ejemplares tienen rasgos faciales distorsionados.

Lourdes Fernández

Los gorilas de montaña tienen una asimetría facial significativa.
Los gorilas de montaña tienen una asimetría facial significativa.

La asimetría facial en los primates, incluidos los humanos, está marcada por una especie de espiral de los rasgos faciales alrededor de un punto central, justo encima de la mandíbula. Una vez se pensó que era una consecuencia de los desafíos de la vida temprana, sin embargo, un estudio en gorilas de montaña sugiere que el fenómeno puede deberse a la endogamia.

Kate McGrath, de la Universidad Estatal de Nueva York afirma que “la endogamia de alguna manera afecta directamente su desarrollo facial, o que (ser) endogámicos los hace más susceptibles a… enfermedades u otras cosas que surgen en la vida temprana”. O puede ser una combinación de ambos factores, agrega.

Los científicos han reconocido la asimetría facial en los gorilas de montaña desde al menos la década de 1970

Los científicos han reconocido la asimetría facial en los gorilas de montaña desde al menos la década de 1970, señala McGrath. En ese momento, los investigadores asumieron que esto se desarrolló porque los animales preferían masticar por un lado de la boca.

Más tarde, otros grupos de investigación sugirieron que podría surgir de experiencias difíciles en la vida temprana, explica ella. Pero, debido a que los gorilas de montaña, con una población que, en la actualidad, solo incluye 1.000 individuos en dos grupos distintos, tienen una asimetría facial tan significativa, McGrath se preguntó si la tendencia estaba relacionada con los altos niveles de endogamia.

Para investigar, ella y sus colegas realizaron análisis de formas en 3D en los cráneos de 40 gorilas de montaña de Virunga (Gorilla beringei beringei) y los compararon con los de 40 gorilas de tierras bajas orientales (Gorilla beringei graueri) y 34 de tierras bajas occidentales (Gorilla gorilla gorilla). Todos eran adultos y representaban tanto machos como hembras que habían muerto entre 1880 y 2008.

La población actual de gorilas de montaña es de tan solo 1.000 individuos.
La población actual de gorilas de montaña es de tan solo 1.000 individuos. Foto: IStock.

Descubrieron que los gorilas de montaña tenían casi el doble de asimetría facial en comparación con los de las tierras bajas del este, y casi tres veces más en comparación con los de las tierras bajas del oeste. Los resultados se alinean con el nivel de endogamia en cada población, asegura McGrath, ya que los occidentales de tierras bajas han sido los menos endogámicos de las tres subespecies en los últimos 130 años, y los gorilas de montaña son "excepcionalmente endogámicos", más que cualquier otro simio, incluidos grupos humanos como los neandertales. Mientras tanto, los de las tierras bajas orientales se encuentran en algún punto intermedio.

El entorno no parecía estar relacionado con la distorsión facial, indica ella. De hecho, los gorilas de montaña viven en áreas naturales protegidas con abundante hierba, hojas y brotes para comer. Y, en cuanto a las preferencias del lado de masticación, los científicos no encontraron relación entre la asimetría facial y el desgaste de los dientes, anulando así la hipótesis anterior.

Los primates incluso pueden haber evolucionado para reconocer la asimetría facial como un signo de una pareja potencialmente poco saludable

Los primates incluso pueden haber evolucionado para reconocer la asimetría facial como un signo de una pareja potencialmente poco saludable, desvela McGrath. En estudios anteriores, tanto las personas como los animales han mostrado más atracción por los rostros simétricos. “Creo que es una posibilidad realmente interesante”, añade.

Un ejemplo extremo de asimetría facial en el cráneo de un gorila de montaña Virunga hembra.
Un ejemplo extremo de asimetría facial en el cráneo de un gorila de montaña Virunga hembra.

Aun así, cuando las poblaciones son pequeñas, como en el caso de los gorilas de montaña, las opciones de pareja son limitadas, detalla.

Si bien éstos son los más endogámicos, los de las tierras bajas occidentales y los de las tierras bajas orientales han experimentado caídas dramáticas en los niveles de población en las últimas décadas, principalmente debido a las enfermedades humanas y la caza furtiva, comenta McGrath.

Fuente: New Scientist.