Los drones, a la caza de meteoritos

Científicos australianos han recuperado por primera vez meteoritos con la ayuda de drones. Esto podría allanar el camino para localizar y estudiar más y así ayudar a otros investigadores a explorar la composición del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

R.G.

Entre los meteoritos encontrados por los drones, estaba uno de 70 gramos.
Entre los meteoritos encontrados por los drones, estaba uno de 70 gramos.

El descubrimiento de los meteoritos se realizó después de que una bola de fuego de brillante fuera vista en abril del año pasado por cámaras pertenecientes a la Red Australiana de Bolas de Fuego del Desierto. Después de su examen, los investigadores determinaron que éstos podrían haber sido dispersados en un área cercana a la estación de Kybo en Australia Occidental. Más tarde, se desplegó un equipo en este espacio previsto para comenzar a buscar en el área utilizando dos drones.

"Éste fue un excelente momento para probar nuestras nuevas técnicas de detección con drones"

El análisis de la bola de fuego indicó que la masa de la caída era "bastante pequeña", según Ellie Sansom, del Centro de Ciencia y Tecnología Espacial de la Universidad de Curtin, quien es gerente de proyectos de la Red de Bolas de Fuego del Desierto. "Éste fue un excelente momento para probar nuestras nuevas técnicas de detección con drones", agrega.

Un dron fotografió franjas del paisaje con una cámara de alta resolución. Sus imágenes se cargaron en un ordenador, que ejecutaba un algoritmo de aprendizaje automático, que había sido entrenado para buscar objetos inusuales que yacen en el suelo. El equipo también colocó especímenes de meteoritos conocidos a la vista del dron, para que el sistema pudiera ver cómo se veían en el paisaje real.

Seamus Anderson, de la Universidad de Curtin, y sus colegas han utilizado drones para localizarfragmentos de meteoritos.
Seamus Anderson, de la Universidad de Curtin, y sus colegas han utilizado drones para localizarfragmentos de meteoritos.

Los meteoritos candidatos fueron identificados antes de que otro dron más pequeño fuera enviado para observarlo más de cerca, volando bajo sobre las potenciales rocas espaciales para permitir a los investigadores examinarlos más cuidadosamente.

"Hubo unos 10 segundos en los que no lo creí y tuve que pararme a mirarlo para confirmarlo, a lo que siguió unos dos minutos de gritos"

Entre los meteoritos encontrados estaba uno de 70 gramos. "Hubo unos 10 segundos en los que no lo creí y tuve que pararme a mirarlo para confirmarlo, a lo que siguió unos dos minutos de gritos", asegura Seamus Anderson, quien dirigió el estudio de la Universidad de Curtin.

Los primeros análisis sugieren que el meteorito puede ser de tipo condrita, cuya órbita pasada lo llevó mucho más allá de Marte hacia la de Júpiter. El equipo ahora planea examinar la composición de la roca espacial con una gama de equipos, incluido un microscopio electrónico de barrido.

Un cambio de juego

La localización de un meteorito acabado de aterrizar en la Tierra marca un momento importante para una tecnología de vanguardia que varios equipos de todo el mundo han estado probando en los últimos años. El año pasado, un grupo liderado por Estados Unidos reveló cómo habían estado probando un sistema similar de aprendizaje automático y de drones para cazar meteoritos que habían colocado en un lecho de lago seco en Nevada.

Los primeros análisis sugieren que el meteorito puede ser de tipo condrita.
Los primeros análisis sugieren que el meteorito puede ser de tipo condrita.

El líder de ese estudio, Robert Citron de la Universidad de California Davis, dice que el equipo de la Universidad de Curtin ha dado un "gran salto", a través del descubrimiento de un fragmento de meteorito recién caído.

"Poder automatizar cada vez más este proceso, reduciendo el número de investigadores necesarios en grandes expediciones de trabajo de campo, disminuirá los costos de búsqueda"

"A medida que la tecnología se vuelve más barata y más fácilmente disponible, puede ser más accesible para otras personas o grupos que deseen realizar tales estudios, lo que aumenta la recuperación general de meteoritos en todo el mundo", señala.

De eso se hace eco Martin Suttle, un experto en meteoritos de la Universidad Abierta del Reino Unido. Describe la tecnología como un cambio de juego. "Poder automatizar cada vez más este proceso, reduciendo el número de investigadores necesarios en grandes expediciones de trabajo de campo, disminuirá los costos de búsqueda", declara. Eso, argumenta Suttle, permitirá a los científicos planetarios no solo buscar más caídas de meteoritos, sino también dedicar más tiempo al análisis científico de los que se recuperan.

Fuente: Physicsworld.

Un dron para reforestar

Relacionado

Esparcir semillas con drones, un nuevo método para reforestar

El meteorito que se estrelló en la habitación de Ruth Hamilton en Golden, Columbia Británica.

Relacionado

Un meteorito cae en una casa en Canadá

Un momento de la entrega del meteorito.

Relacionado

El MNCN recibe un fragmento del meteorito de Reliegos recuperado por la Guardia Civil