¿Cuándo pasa el cometa Halley por la Tierra?

"Es el único cometa de período corto que un ser humano puede contar con que podrá ver en su vida", así describe el jefe de la Oficina de Meteoritos de la NASA, Bill Cooke, al cometa Halley, pero ¿se sabe cuándo el cometa Halley pasará por la Tierra?

Francisco Moral

Imagen del cometa Halley  a su paso por la Tierra en 1986. Foto: NASA.
Imagen del cometa Halley a su paso por la Tierra en 1986. Foto: NASA.

El cometa Halley ya fue documentado por astrónomos chinos en el año 239 a.C. Sin embargo, fue Edmund Halley, uno de los científicos más fascinantes que han existido, quien predijo la órbita recurrente del cometa que lleva su nombre, en el año 1705. De tal manera que identificó un patrón de cercamiento a la Tierra en 1531, 1607 y 1682 y aseguró que regresaría en 1758. Halley murió con 85 años, sin la oportunidad de ver confirmadas sus grandes previsiones.

A pesar de ello, el tiempo le dio la razón más allá de la tumba. El cometa que hoy luce su nombre se dejó ver tras la Navidad de 1758, en 1761 y 1769. Tal y como predijo el científico, la brillante la bola de hielo y polvo transita por la Tierra aproximadamente cada 76 años.

El científico Edmundo Halley. (2)
El científico Edmundo Halley. 

El cometa Halley pasará por la Tierra en 2061

La última vez que el cometa pasó por la Tierra fue en 1986, y era casi tan brillante como Polaris, también conocida como la Estrella del Norte.

En este sentido es conveniente recordar que los astrónomos miden el brillo de los objetos en el cielo en una escala de magnitud, conforme más brillante es, más negativo es el número.

Se espera que, en julio del 2061, se pueda ver con ​​un brillo esperado de alrededor de -0,3

Por ejemplo, el Sol es muy brillante y registra -26 magnitud, en comparación con la Luna llena, que es alrededor de -13 magnitud a simple vista. La visita del cometa Halley en 1986 alcanzó una magnitud de 2.

El cometa Lovejoy estaba a 37 millones de millas de la Tierra cuando se tomó esta imagen.
El cometa Lovejoy estaba a 37 millones de millas de la Tierra cuando se tomó esta imagen. Foto: NASA.

Dicho todo esto, habrá que esperar cuarenta años para que el cometa Halley pase por la Tierra. Es decir, se espera que, en julio del 2061, se pueda ver con ​​un brillo esperado de alrededor de -0,3. “No va a ser una aparición bastante espectacular", asegura el jefe de meteoritos de la Nasa, Bill Cooke.

Las lluvias de estrellas consecuencias del cometa Halley

No obstante, cada año sí se pueden observar las consecuencias del cometa Halley en su deambular por el cielo. Así, la lluvia de estrellas de las Eta Acuáridas, que se produce cada mes de año, debe su existencia a éste. La Tierra atraviesa esos días la nube de polvo y pequeños fragmentos de roca que deja éste a su paso en uno de sus acercamientos al Sol.  Es la desintegración de las partículas al entrar en contacto la atmósfera terrestre lo que produce el fenómeno.

"Cuando los cometas se acercan al Sol, dejan un rastro polvoriento detrás de ellos. Cada año, la Tierra pasa a través de estos senderos de escombros

Y no se trata de la única heredera del cometa Halley: la lluvia de estrellas de la Oriónidas de octubre también se debe a su paso.

Según detalla la NASA, "cuando los cometas se acercan al Sol, dejan un rastro polvoriento detrás de ellos. Cada año, la Tierra atraviesa estos senderos de escombros, lo que permite que las partes colisionen con nuestra atmósfera, donde se desintegran para crear rayas ardientes y coloridas en el cielo. Estos meteoros son rápidos: viajan a 66 kilómetros por segundo dentro de la atmósfera terrestre".

Otros cometas brillantes

Por otra parte, el jefe de la Oficina de Meteoritos de la NASA advierte que no se debe perder la esperanza de ver un cometa.

El cometa ISON brilla intensamente en esta imagen de la mañana del 19 de noviembre de 2013
El cometa ISON brilla intensamente en esta imagen de la mañana del 19 de noviembre de 2013. Foto: NASA.

Y es que siempre existe la posibilidad de que uno recién descubierto aparezca. "Eso es lo bueno y lo malo de los cometas: la mayor parte de los realmente brillantes son nuevo que vienen en de la Nube de Oort -una gigantesca nube de escombros helados que rodea el sistema solar- y no se puede predecir cuándo vendrán, sólo aparecen ", asegura.

Un ejemplo es el cometa Hale-Bopp. Al pasar por la Tierra en el año 1997 se hizo lo suficientemente brillante como para ser visto a simple vista, brillando en torno a los -1 de magnitud. Otros, como el West, en 1976, se fragmentó al pasar cerca del Sol, al igual que ocurrió con la cola larga Hyakutake, un año antes.

Un cometa descomunal: 2014 UN271

Más recientemente, el 19 de junio pasado, un equipo de astrónomos descubrió un gigantesco cometa surcando el Sistema Solar. El objeto, bautizado como 2014 UN271, tiene entre 100 y 300 kilómetros de longitud, según uno de sus descubridores, el brasileño Pedro Bernardinelli, de la Universidad de Pensilvania (EE UU).

Actualmente, este cometa se encuentra a unas 20 veces la distancia media entre la Tierra y el Sol, pero se calcula que en enero de 2031 esa separación se reducirá a la mitad

El tamaño es tan extraordinario que los expertos dudaron en un principio de si se trataba de un diminuto planeta -Plutón tiene unos 2.370 kilómetros de diámetro- o de un enorme cometa. Mas tarde, la astrofísica búlgara Rosita Kokotanekova, del Observatorio Europeo Austral, confirmó que se trataba de un cometa descomunal.

El objeto fue identificado a partir de datos tomados entre 2014 y 2018 por el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo, en Chile. Actualmente, este cometa se encuentra a unas 20 veces la distancia media entre la Tierra y el Sol, pero se calcula que en enero de 2031 esa separación se reducirá a la mitad.

Imagen de un cometa sobre la Tierra.
Imagen de un cometa sobre la Tierra. Foto: IStock.

Si se confirma su tamaño, es el mayor cometa observado en el Sistema Solar en tiempos modernos, desde que hay registros científicos, según destacó la investigadora Luisa Lara, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC). El célebre Hale-Bopp presentaba un diámetro de unos 60 kilómetros, mientras que el cometa Halley cuando pasó por la Tierra en 1986 tenía unos 10 kilómetros.

Este nuevo objeto se detectó gracias al Mapeado de la Energía Oscura, un proyecto de 400 científicos en siete países para localizar cientos de millones de galaxias.

Por otro lado, la Agencia Espacial Europea puso en marcha en 2019 la misión Comet Interceptor, que será lanzada en 2028 para estudiar un cometa aún por determinar. La nave espacial quedará aparcada en el espacio a la espera de un objetivo adecuado. La astrofísica Luisa Lara, que coordina la participación española, descarta que la misión europea se pueda dirigir al 2014 UN271, se encuentra demasiado alejado.

 

Ilustración del enorme cometa Bernardinelli-Bernstein, llamado así en honor a sus descubridores. / NOIRLab/NSF/AURA/J. da Silva

Relacionado

El cometa gigante que vino de Oort

2l/Borisov, el misterioso viajero interestelar. Artist's impression of 2I/Borisov. (NRAO/AUI/NSF, S. Dagnello)

Relacionado

La composición del cometa interestelar 2l/Borisov es más misteriosa de lo que se pensaba