¿Aspiraba Reinhard Heydrich a reemplazar a Hitler?

La muerte del "Carnicero de Praga" Reinhard Heydrich, uno de los hombres más temidos del Tercer Reich, significó que los nazis perdieran a un organizador clave del terror que sembró. ¿Era un fanático ideológico o un arribista que aspiraba a ser líder algún día?

Elena Lozano

Reinhard Heydrich dirigió el Escuadrón de Protección Nazi, o SS, y la Gestapo.
Reinhard Heydrich dirigió el Escuadrón de Protección Nazi, o SS, y la Gestapo.

El mismo Adolf Hitler describió a Reinhard Heydrich como "el hombre del corazón de hierro". Otros nombres que se le atribuyen incluyen "el carnicero", "el verdugo" y "el genio malvado de Himmler". Dados tales epítetos, es lógico que su historial sea de una brutalidad abominable.

Heydrich, quien dirigió el Escuadrón de Protección Nazi, o SS, y la Gestapo, también envió el telégrafo dando las órdenes que precipitaron el pogromo de la Kristallnacht de 1938 contra los judíos en Alemania.

Algunos también consideraban a Reinhard Heydrich como un potencial futuro líder del Tercer Reich

Como planificador principal de la Solución final de Hitler, éste presidió la Conferencia de Wannsee, donde se debatieron y brindaron con coñac detalles sobre el asesinato de millones de judíos en toda la Europa ocupada por los nazis.

Algunos también consideraban a Reinhard Heydrich como un potencial futuro líder del Tercer Reich.

En el momento del atentado contra éste en mayo de 1942, era gobernador regional del Protectorado nazi de Bohemia y Moravia, la actual República Checa. Murió hace 75 años el 4 de junio de 1942.

Solo 11 años antes, había sido despedido de la marina por conducta impropia después de romper un compromiso matrimonial. Había sido un ascenso meteórico, como señala el historiador Robert Gerwarth en su libro "Hitler's Hangman: The Life of Heydrich". 

El ascenso de Reinhard Heydrich fue meteórico.
El ascenso de Reinhard Heydrich fue meteórico.

"La trayectoria de su carrera es bastante inusual, en el sentido de que es un nazi tardío", declaró Gerwarth a DW.

"La mayoría de las personas que tuvieron carreras comparables en el Tercer Reich fueron seguidores de Hitler desde principios de la década de 1920 en adelante", apuntó. "En su caso, es una conversión al nazismo relativamente tardía".

El rápido ascenso de Reinhard Heydrich se basó en parte en la casualidad, un encuentro con Heinrich Himmler, que estaba montando una división de contrainteligencia

Heydrich, en gran medida apolítico, había roto su compromiso después de conocer a su futura esposa, Lina von Osten, seguidora del Partido Nazi durante algún tiempo. Fue ella quien lo convenció de postularse para unirse a las SS.

El rápido ascenso de Reinhard Heydrich se basó en parte en la casualidad, un encuentro con Heinrich Himmler, que estaba montando una división de contrainteligencia.

"Los dos hombres tenían lo que podría llamarse talentos complementarios", relata Gerwarth, profesor de historia moderna en el Centro de Estudios de Guerra del University College Dublin. "Himmler era muy bueno en la construcción de redes, que era la quintaesencia de la Alemania nazi, y Heydrich era un organizador talentoso. Los dos lograron ascender en las filas de modo que, a mediados de la década de 1930, 1936 para ser precisos, Himmler controlaba toda la policía en Alemania, incluida la policía política, y Heydrich era básicamente su número 2", explica.

Heydrich impresionó a Himmler desde el principio.
Heydrich impresionó a Himmler desde el principio.

Reinhard Heydrich: ¿Converso o arribista?

Algunos historiadores han asumido que era un arribista, pero Gerwarth cree que no. En cambio, describió el radicalismo de éste como el de un converso tardío extremadamente ambicioso.

"Creo que a mediados de la década de 1930 estaba bastante comprometido con la causa y era un seguidor muy devoto tanto de Himmler como de Hitler", comenta Gerwarth. "Reconocen eso y avanza en su carrera de manera constante con el tiempo", agrega.

Además de su papel en la Kristallnacht, supervisó los Einsatzgruppen, que asesinaron a intelectuales y clérigos en Checoslovaquia y Polonia

El celo político del “Carnicero de Praga” lo vio impulsar gran parte de la política antijudía en el Tercer Reich. Además de su papel en la Kristallnacht, supervisó los Einsatzgruppen, que asesinaron a intelectuales y clérigos en Checoslovaquia y Polonia, que en ese momento estaban ocupadas por los nazis, y luego pasó a los judíos y los romaníes.

"Para 1941, quedó bastante claro que Heydrich es el que impulsa las políticas antijudías", apunta Gerwarth. "Él controla no solo las organizaciones de policía política, sino que Hermann Goering le confía dos veces como el tipo de intermediario entre él y Hitler para encontrar e implementar una Solución Final”, detalla.

Reinhard Heydrich era muy devoto tanto de Himmler como de Hitler.
Reinhard Heydrich era muy devoto tanto de Himmler como de Hitler.

La muerte de Reinhard Heydrich

El ataque que finalmente lo llevaría a la muerte fue instigado por la inteligencia checa, con el apoyo del Ejecutivo de Operaciones Especiales de Gran Bretaña. Obtuvo la aprobación del gobierno en el exilio de Checoslovaquia y la planificación comenzó con mucha antelación. 

El ataque que mató a Heydrich tuvo lugar el 27 de mayo de 1942. El eslovaco Jozef Gabcik y el checo Jan Kubis, que habían volado a Checoslovaquia en diciembre anterior, lo llevaron a cabo

Después de dos intentos fallidos, el ataque que mató a Heydrich tuvo lugar el 27 de mayo de 1942. El eslovaco Jozef Gabcik y el checo Jan Kubis, que habían volado a Checoslovaquia en diciembre anterior, lo llevaron a cabo.

El nazi estaba en su viaje diario desde casa. La pareja esperaba matar a su objetivo en una curva de la carretera y Gabcik se paró frente al vehículo con su metralleta. Se atascó y Reinhard Heydrich ordenó que el automóvil se detuviera, apuntando con una pistola a su posible agresor.

Fue aquí donde Kubis arrojó una granada que lo hirió de muerte. Falleció una semana después. El liderazgo nazi estaba indignado por lo que había sucedido.

"Este es un golpe muy serio, y tanto Hitler como Himmler estaban muy enojados y conmocionados", cuenta Gerwarth. “Mostraron una vulnerabilidad que no querían, pero también perdieron a uno de los más importantes organizadores del terror. Fue un gran golpe”, añade.

"El movimiento clandestino, la resistencia en Bohemia y Moravia, no fue informado en absoluto sobre esto", afirma Gerwarth. "Se enteraron por casualidad justo antes del asesinato y se horrorizaron porque sabían que las ramificaciones serían terribles".

Jan Kubis y Jozek Gabcik, los dos checos que mataron al criminal nazi.
Jan Kubis y Jozek Gabcik, los dos checos que mataron al criminal nazi.

De hecho, las consecuencias fueron terribles para el pueblo de Lidice, que se vinculó falsamente con el asesinato. De sus residentes, 199 hombres fueron asesinados y 195 mujeres enviadas al campo de concentración de Ravensbrück. Otros 81 niños murieron en camionetas de gas.

Películas y libros basados en Reinhard Heydrich

El asesinato en sí también se ha vuelto a contar en varias películas.

Por otro lado, en su libro " Patria", Robert Harris escribió una visión de un mundo en el que Heydrich sobrevive hasta la década de 1960 y es visto como el probable sucesor de Hitler. Trata de los intentos maquiavélicos imaginarios de éste de encubrir el destino de los judíos europeos asesinados.

La serie de Amazon "The Man in the High Castle", basada libremente en un libro del mismo nombre de Philip K. Dick, imagina un mundo en el que el Reich nazi ocupa gran parte de los Estados Unidos, y donde Heydrich está compitiendo para reemplazar a un Hitler enfermo.

Gerwarth alberga algunas dudas sobre si alguna vez estuvo en el plan de éste sucederlo

Sin embargo, Gerwarth alberga algunas dudas sobre si alguna vez estuvo en el plan de éste sucederlo.

"No está claro exactamente a qué aspiraba. Realmente no le gustaba ser una figura pública, y encontró esa parte del trabajo difícil en Praga", puntualiza Gerwarth. "Realmente no es alguien para grandes discursos públicos. Es alguien que opera en las sombras, así que creo que el objetivo de su carrera habría sido suceder a Himmler, que es un escenario más realista", concluye.

Fuente: DW.

Al fondo, aparece Jack Kirby, quien desafió a Hitler, negándose a realizar el saludo nazi.

Relacionado

El portero de fútbol que desafió a Hitler

La noche de los cuchillos largos fue ante todo la pugna de Hitler por alcanzar el poder.

Relacionado

87 aniversario de la noche de los cuchillos largos, la matanza que afianzó a Hitler en el poder