Volkswagen AG reestructura su organización

volkswagenag.jpg
volkswagenag.jpg

Por José Virgilio Ordaz

 

Ferdinand Piëch está fuera de Volkswagen, para comenzar. No queda duda al respecto, el otrora mandamás que dirigiera con puño de hierro al consorcio germano por varios años dejó VAG para no volver.

 

En su momento, Piëch intentó “separar” las actividades de Volkswagen AG creando una división “deportiva”, encabezada por Audi, que presidiría a Lamborghini y SEAT. De este plan comenzó la gestación de los Gallardo-R8 y el paso de Luc Donckerwolke de la firma del astado a la filial española. Se creó también una división “clásica”, dirigida por Volkswagen, que incluía a Skoda y Bentley. De este acuerdo nacieron el Bentley Continental y el VW Phaeton. Bugatti, que comenzaba a preparar al Veyron, quedaría como marca halo independiente.

 

Pero ya hace más de una década de este plan, mientras el mismo se ha desdibujado con el paso del tiempo, más marcas se han integrado a la esfera de Volkswagen AG, por lo que la cúpula del consorcio traza un nuevo proyecto que dividirá las doce filiales en cuatro entidades con participaciones independientes.

 

·      El primer grupo estará conformado por Volkswagen, SEAT y Skoda, que será dirigido por el ex-BMW Herbert Diess.

 

·      Audi, Lamborghini y Ducati serán gestionadas por el actual ejecutivo de la marca de Ingolstadt, Rupert Stadler.

 

·      Bentley, Porsche y Bugatti quedarán bajo la dirección de Matthias Mueller, CEO de Porsche.

 

·      Por último, Andreas Renschler, exejecutivo de Daimler, presidirá la división de vehículos comerciales de Volkswagen, Scania y MAN.

 

 

Con esta nueva distribución esperan sacudirse de una vez por todas la sombra de Piëch, que si bien había logrado una estructura compacta y eficiente, se encontraba sumamente anquilosada y centralizada en su persona. Se tiene la expectativa que la nueva conformación sea más dinámica y adaptable a los actuales requerimientos del mercado.

Los mejores vídeos