Subaru WRX STI: prueba de manejo

AU233-Subaru-WRX-STI-1.jpg
AU233-Subaru-WRX-STI-1.jpg
Tuvimos la oportunidad de manejarlo en el Autódromo Moisés Solana, en Pachuca, Hidalgo, eso para aprovechar el denominado DCCD (Driver Controlled Center Differential), en adición al sistema de tracción integral de torque activo (ATV).
 
Se trata de un diferencial central electrónicamente controlado con una distribución nominal de 41/59 y dos diferenciales bloqueables más en cada eje. La dirección se percibe siempre pesada, lo cual no indica que en momento alguno deje de ser precisa. Es muy comunicativa, permite maniobras de corrección, incluso cuando se le está llevando al límite.
 
Lo sofisticado del AWD permite extraer todo el potencial del bien balanceado bastidor y concede impresiones divertidas, donde un perceptible subviraje se  presenta sin que éste castigue mucho la trayectoria. Los frenos -auspiciados por Brembo- presumen efectividad.
 
Pese a la falta de renovación en algunos apartados, este Subaru es una máquina que envenena a quien se le pone tras el volante y esta modernización lo preserva como el mejor. Fiel a su insidiosa estampa, este STI es más que apariencias, pero también las tiene. 
 
NOS GUSTA
La sensación purista tras el volante
Desempeño dinámico 
Repartidor electrónico de torque
 
NOS GUSTARíA
Más caballos bajo el cofre
Menor recorrido del pedal de freno
Manejarlo todos los días
 
 

Resumen técnico

 

MOTOR

Tipo/cilindrada: O4, 2.5 l, turbo

Potencia máxima: 305 hp a 6,000 rpm

Par máximo: 393 Nm a 4,000 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Manual, seis velocidades

Tracción: Integral permanente

DIMENSIONES

Largo x ancho x alto: 459 x 179 x 147 cm

Distancia entre ejes: 265 cm

Cajuela: 460 litros

Tanque de combustible: 60 litros

Peso vacío: 1,535 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 14.88 s

Rebase 80 a 120 km/h: 5.16 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 38.7 m 

Los mejores vídeos