SEAT León ST 2018: prueba de manejo

seatleonst01.jpg
seatleonst01.jpg

Por Manuel Fernández (@Mfer_89)                         Fotos: Carlos Quevedo

 

Vale la pena repasar en lo interesante que resulta el ST como propuesta para una familia que normalmente busca un SUV.

 

 

Atrás es donde cobra sentido esta configuración: si bien la amplitud no llega a lo holgado, sí cumple para dos ocupantes de talla promedio. A lo largo sobra suficiente lugar y a lo alto solo el techo panorámico quita unos centímetros.

 

 

No es para que tres viajen con frecuencia en la segunda fila por el prominente túnel en el suelo, aunque quienes vayan ahí cuentan con salidas de aire desde la consola, trampilla para objetos largos, codera con portavasos adaptable a distintos recipientes, bandejas estilo avión y cortinillas laterales que se suman al tintado de los cristales. Lo único que podríamos desear es un A/C más potente, pues la cortina del comentado techo no obstruye del todo la luz.

 

 

La cajuela no solo rebasa por capacidad a la de una Ateca por casi 80 litros, sino que su altura de acceso es menor y ofrece el inusual detalle de que su borde de carga es metálico, algo ausente en coches mucho más costosos. Como si no fuera suficiente, en los laterales hay unos organizadores removibles y para terminar, el piso se puede poner a dos alturas distintas. Tanta utilidad se suma a que el centro de gravedad es el mismo de un León HB.

 

 

El peso es menor por casi 80 kilos contra la Ateca y eso se traduce en un consumo también más favorable a igualdad de motor, con ventajas también en aceleración y frenado. Eso sí, pareciera que la suspensión se endureció contra la variante anterior y la típica falta de fluidez de estos compactos en el tacto del freno, en el turbolag del buen motor o en el arranque de la caja DSG es algo que se aprecia más en el tránsito, pero en carretera no es inconveniente y es ahí donde el ST se siente en su ambiente natural, en gran parte por su bien graduada dirección. El rodado es seguro y refinado por silencio y homogeneidad de marcha.

 

 

Pocas razones se nos ocurren para preferir un SUV compacto en relación a este León ST: una ventaja real de los primeros es si acaso un acceso más fácil si se tiene movilidad limitada y que también es menos engorroso instalar un asiento infantil, pero en lo demás, resulta más estable, con mejor desempeño, eficiente en consumo, práctico si miramos la capacidad de la cajuela y, de paso, es más accesible. ¿Se necesitan más argumentos? 

 

 

Unidad probada

365,200 pesos (a fecha de la publicación)

 

NOS GUSTA

-      Aprovechamiento interior

-      Dirección precisa

-      Equipamiento de serie

 

NOS GUSTARÍA

-      Menos turbolag

-      Caja más refinada

-      Suspensión más cómoda

 

Resumen técnico

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 1.4 l Turbo

Potencia máxima: 150 HP a 5,000 rpm

Par máximo: 250 Nm a 1,500 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Manual robotizada, siete velocidades

Tracción: Delantera

DIMENSIONES

Peso vacío: 1,330 kg

Largo x ancho x alto: 453 x 181 x 145 cm

Distancia entre ejes: 263 cm

Cajuela: 587 litros

PRUEBAS AUTOMÓVIL(a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 17.47 s

Rebase 80 a 120 km/h: 6.88 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 38.2 m

Consumo medio: 14.8 km/l

 

Nuestros destacados