Salón de Ginebra 2017: Volvo XC60 2018

volvoxc60img-20170307-wa0019.jpg
volvoxc60img-20170307-wa0019.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Tras algunos adelantos, por fin, tenemos en el Salón de Ginebra a la segunda generación de la Volvo XC60, que pese a una larga primera iteración lanzada en 2008, se mantiene como uno de los productos más populares de la firma de Gotemburgo.

 

 

Como se esperaba, la influencia de la Serie 90 es innegable, no sólo en la plataforma SPA que comparten, también en el plano estético, aunque no estamos sólo ante un producto “escalado” como ocurre en la mayoría de las marcas premium; es decir, no se trata sólo de una “mini-XC90”.

 

 

Mantiene claves como el diseño minimalista con suaves transiciones entre volúmenes, tenemos faros con el martillo Mjölnir, que ahora tocan la parrilla, calaveras con una “E” inserta que se incrusta en el portón trasero y la parrilla con barras verticales, aunque sin la concavidad cilíndrica de la Serie 90. El diseño es menos recto y arquitectónico que en su hermana mayor, con un frente más afilado y pilares A y D más inclinados.

 

 

El interior replica lo visto en los Volvo de última generación, donde aún se ve la mano de Anders Bells. De serie incluirá control de clima de cuatro zonas con filtro, conectividad Apple CarPlay y Android Auto, así como elementos de manejo semiautónomo que permiten mantener el auto en un carril bien delimitado, frenando y acelerando a velocidades de hasta 129 km/h; y el ya infaltable sistema de frenado autónomo, que en el caso de Volvo es efectivo incluso al detectar objetos en el ángulo ciego.

 

 

Mecánicamente, como tope se ofrece el interesante motor T8 híbrido con una transmisión automática de ocho velocidades, que gracias a turbocargador y supercargador es capaz de entregar 405 HP. Se espera que el 0 a 100 km/h esté en el orden de los 5.3 segundos. También habrá variantes del 2.0 litros con 235 y 320 HP, así como versiones a diésel que arrancarán en los 190 caballos. En la gama media-alta la tracción total será de serie.

 

 

La producción está programada para iniciar tan pronto como en abril en la planta de Torslanda, con entregas programadas en la segunda mitad del año. A la XC60 le seguirán el resto de la familia 60 (S60, V60, V60 CC), que deberán replicar sus líneas de diseño y oferta mecánica.

 

https://www.youtube.com/watch?v=Tf0NjVJsSUA

 

 

Nuestros destacados