Porsche Macan 2019: presentación

porschemacan201901.jpg
porschemacan201901.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Porsche fabrica SUVs. En algún momento, muchos lo vieron como una felonía, pero la marca ha demostrado que puede ingresar en el segmento de lujo sin perder su aura de deportividad.

 

 

Más aún, las camionetas y autos de pasajeros de Porsche son los que mantienen sanas sus finanzas, de ahí que tengan el dinero suficiente como para desarrollar cosas como el 918 Spyder, el 911 GT2 RS o el GT3 RS.

 

 

De ahí que la revisión de media vida de la Macan resulte tan importante, con ventas por 97,000 unidades tan solo en 2017 y 350,000 desde que se lanzara en 2014, 100,000 de ellas en China, donde se realizó la presentación. Para el año-modelo 2019, la SUV de acceso recibe una ligera revisión, donde el mayor cambio viene de parte de los faros, con cuatro luces, como en los modelos más recientes de la marca, que suman el sistema Porsche Dynamic Light System Plus de haz adaptativo.

 

 

Casi imperceptibles, hay cambios como cuatro barras horizontales en la parrilla, luces de giro que ahora van en la parte inferior de las tomas de aire, mientras que por detrás las calaveras ahora van unidas por una barra, muy al estilo del Panamera y la Cayenne, su principales influencias en el plano estético. El tono azul Miami de la galería, que combina bien con los toques negros, también es nuevo, junto con verde Mamba metálico, plata Dolomite metálico y gris Crayon.

 

 

Al interior hay cambios sutiles, aunque destaca la nueva pantalla de infoentretenimiento de 11 pulgadas que reemplaza a la unidad de 7. Además de tomas de aire inferiores, en lugar de a los lados, cuenta con control de voz, información de tráfico en tiempo real y la nueva app Offroad Precision para grabar los avances todoterreno. Hay un volante tomado del 911, ionizador de aire, parabrisas calefactable y el sistema Traffic Jam Assist que controla de manera autónoma la aceleración, el frenado y la dirección a velocidades de hasta 60 km/h.

 

 

Hay nuevos rines de 20 y 21 pulgadas y la marca dice que se ha mejorado la dinámica de conducción para hacerla más cómoda sin sacrificar entusiasmo. De los motores, al parecer se conservará íntegra la oferta actual, con ligeros ajustes de potencia, que no se han dado a conocer de momento por el nuevo sistema de homologación europeo WLTP, se descartan variantes híbridas o a diésel.

 

 

Más información deberá de darse a conocer antes que inicie ventas, que comenzarán en China antes que se agote el calendario. El resto tendremos que esperar a que el 2019 vaya bastante avanzado.

 

https://www.youtube.com/watch?v=UMTOPcEi-L8

 

Nuestros destacados