Porsche cancela el 911 PHEV

porschepanamerasehybrid.jpg
porschepanamerasehybrid.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hace dos años, Porsche anunció que para 2018, el mítico 911 (que acaba de alcanzar el millón de unidades producidas) contaría con una variante híbrida enchufable.

 

Si bien los vehículos híbridos fueron vistos hace tiempo como autos lentos y aburridos, no sólo los autos más básicos han ido cambiando esa percepción (pueden leer nuestra más reciente prueba del Toyota Prius), pues en modelos de alta gama el auxilio de energía eléctrica ha servido tanto como para reducir el nivel de emisiones y consumo como para proporcionar un extra de poder en momentos puntuales.

 

Porsche misma fue partícipe en esta evolución con su contendiente para la “Santísima Trinidad”, el 918 Spyder, además de la reciente presentación de su buque insignia, el Panamera Turbo S E-Hybrid, con nada menos que 680 HP y 850 Nm (627 lb-pie) combinados.

 

No parecía que hubiera obstáculo para que la hibridación llegara eventualmente al modelo más representativo de Porsche, el 911, aunque los trasiegos de su casa matriz, Volkswagen AG, obligaron a la marca a retrasar la llegada de la variante PHEV hasta la siguiente generación del nueve-once, aunque los directivos calificaron como “una certeza” la llegada de esta vertiente.

 

Sin embargo no ha sido así. August Achleitner, jefe de desarrollo del 911, recién compartió que el desarrollo está detenido desde el año pasado de manera indefinida. Según el directivo, esto se da porque son “más las desventajas que las ventajas”, dado el peso extra que recibiría, además que el costo de producción no era redituable dado el nivel de ventas esperado. Sin embargo, Porsche sí continúa con los planes de un modelo totalmente eléctrico que llegará entre 2019 y 2020.

 

Nuestros destacados