Nissan X-Trail: prueba de manejo

AU235-Nissan-X-Trail-1.jpg
AU235-Nissan-X-Trail-1.jpg
Lo primero que notamos es una dirección no tan suave, adecuada en ciudad pero mucho menos asistida en autopista, la suspensión elimina balanceos excesivos o rebotes y el eje delantero no resbala mucho, ayudado por el módulo de control dinámico y una asistencia electrónica que funciona a modo de Torque Vectoring contribuyendo así a una mejor entrada a la curva. 
 
Al momento de exprimir sus máximas capacidades de aceleración y frenado notamos un producto justo en la media de su competencia, mejorando en las detenciones a la X-Trail dada su menor masa, pero también a la más liviana Rogue que sustituye. 
 
Muy bien por los cuatro discos ventilados, que apenas mermaron su efectividad y sólo exhibieron un tacto de pedal un poco más esponjoso tras la exigencia, pues en situaciones normales no implican un recorrido largo y son muy fáciles de dosificar. 
 
No, la nueva X-Trail no es esa alternativa un poco más off-road ni esa guerrera dispuesta para aquellos clientes algo más extremos que el promedio. Malas noticias para algunos, buenas para otros, para esa mayoría que requiere un producto más balanceado y útil.
 
NOS GUSTA
Versatilidad interior
Comportamiento en curva
Ergonomía
 
NOS GUSTARíA
Motor más potente
Mejor visibilidad
Caja automática convencional
 
 

Resumen técnico

 

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 2.5 l

Potencia máxima: 170 hp a 6,000 rpm 

Par máximo: 237 Nm a 4,400 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, CVT

Tracción: Delantera

DIMENSIONES

Largo x ancho x alto: 463 x 183 x 168 cm

Distancia entre ejes: 270 cm

Cajuela: 135/445 litros

Tanque de combustible: 54 litros

Peso vacío: 1,578 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 640 msnm)

0 a 400 metros: 17.74 s

Rebase 80 a 120 km/h: 8.21 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 42.13 m

Los mejores vídeos