McLaren descarta un rival del Cayman

mclaren570s5634.jpg
mclaren570s5634.jpg

Por José Virgilio Ordaz.

 

McLaren (cuya llegada a nuestro país pueden ver en nuestra más reciente edición impresa 251) comenzó su proyecto con la serie Super, la gama “intermedia” de superdeportivos que incluye al 12C, el 625C, el 650S y el 675LT; le siguió la serie Ultimate con su modelo tope de línea, el McLaren P1; y al final la serie Sports; los modelos "de acceso" 540C y 570S, que recién comenzaron producción y deberán rentabilizar a la marca.

 

Sin embargo, pese a que los últimos dos son modelos de mayor volumen, siguen siendo extremadamente deportivos e inalcanzables para la gran mayoría, pero la casa de Woking acaba de expresar que no desean expandir su gama a estratos más bajos, aunque estos sean mucho más rentables.

 

Robert Melville, jefe de diseño de la firma, dice que los 540C y 570S seguirán como modelos de entrada, ya que algo del nivel del Porsche Cayman o Boxster no sería “lo suficientemente exclusivo para ser un McLaren”. El ejecutivo aprovechó para señalar que el 570S se diseñó como un auto para el diario y que en 2017 se le unirá una variante 570S Spider, pero antes aparecerá una variante GT más práctica con una disposición 2 + 2 y un diseño significativamente diferente, el cual podremos ver el siguiente año.

 

McLaren también estaría trabajando en una versión limitada 675LT Spyder, aunque no habrá en el corto plazo un sucesor del P1, el cual tendrá que esperar hasta después del final de la década.

Nuestros destacados