Los próximos AMG A 45 y CLA 45, con más de 400 hp

mercedesbenzclasea07.jpg
mercedesbenzclasea07.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hace un año, el Mercedes Clase A recibía una actualización de media vida, donde además de las obvias adecuaciones estéticas, parte de su oferta mecánica era reajustada. Lo más interesante venía de la variante más deportiva AMG A 45, que ganaba 21 CV para quedar con un total de 381 caballos y recuperar el cetro del compacto más potente del mercado.

 

Esa mejora se coló unos meses después en el vano motor de los AMG CLA 45 y AMG GLA 45, replicando el título del hatchback. Pero así como los Mercedes van mejorando, la competencia tampoco se queda quieta. Ya en una ocasión el Audi RS3 le abolló la corona al Clase A, la RS Q3 Performance recibió un extra de 27 caballos para quedar en 367 y BMW recién lanzó al M2 con 370 caballos y una combinación purista de propulsión trasera con opción a caja manual.

 

Aunque en 2015 Thomas Weber, jefe de investigación y desarrollo de Mercedes-AMG, había afirmado que la salida de potencia del cuatro cilindros 2.0 litros estaba ya “al límite”, al parecer los ingenieros de Affalterbach habrían logrado la proeza de arrancar más potencia al impulsor, por lo que la siguiente generación de compactos deportivos podría poner el listón aún más alto.

 

La cifra tentativa que se maneja es de “al menos 400 caballos”. De superar esta cifra, podrían arrebatar el título del 2.0 litros más potente de todos los tiempos al Mitsubishi Lancer Evolution FQ-400, que de un bloque similar extraía 411 CV, hace más de diez años.

 

Como la potencia no lo es todo, el endotérmico germano se despedirá de la caja automática de siete velocidades a favor de una manual de nueve relaciones con doble embrague, que podremos ver antes en las variantes intermedias del Clase E. Se conservaría la tracción total. Con esta combinación, el A 45 deberá ser capaz de romper la barrera de los 4 segundos en el 0 a 100, lo que lo pondría a la par de deportivos del talante del Audi R8 Spyder de generación pasada, o el saliente Aston Martin DB9.

 

La siguiente generación del Clase A llegará en 2018, para luego ser seguida de los sustitutos del CLA y el GLA, esperen un interior más amplio y un peso más contenido. Antes de las mejoradas variantes AMG 45, deberemos de presenciar sendas versiones híbridas plug-in para cada estilo de carrocería, así como derivados AMG menores con unos 275 CV.

 

Los mejores vídeos