El Tesla Semi, con más de 1,200 órdenes previas

teslasemi201902.jpg
teslasemi201902.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Que una refresquera haga un pedido por 100 camiones no parece ser una noticia destacada, pero que sean 100 camiones de un modelo que llegará hasta 2019 y que será el primer vehículo de trabajo pesado eléctrico ofrecido de manera masiva al público, sí lo es.

 

 

Presentado en noviembre pasado, el Tesla Semi promete altas prestaciones y una autonomía suficiente para hacer entregas de distancias medias: 800 kilómetros totales y 640 kilómetros con una recarga de apenas media hora. Aunque falta más de un año para que comiencen las entregas, Tesla ya acepta depósitos previos por un valor de 5,000 a 20,000 dólares (unos 95-380 mil pesos).

 

Esta es la segunda prueba de fuego de Tesla tras el lanzamiento del Model 3. Si bien las órdenes previas para su sedán de acceso llegaron a más de medio millón, el bajo costo de sólo 1,000 dólares (unos 19 mil pesos) para apartar un vehículo de la marca fue el detonante, aunque el retraso en las entregas ha ocasionado más de 60,000 cancelaciones.

 

 

Ahora, el Semi no sólo requiere de un depósito previo mayor, sino que está dirigido a empresas que cuentan con cientos y hasta miles de camiones, por lo que son más conservadoras a la hora de tomar decisiones. Pese a ello, cuenta ya con 1,230 reservas, la más grande de ellas, de parte de Pepsico, aunque también hay pedidos importantes de firmas como Waltmart, DHL, JB Hunt, Anheuser-Busch o Sysco.

 

Pepsico espera que los camiones de Tesla le ayuden a cumplir su meta de reducción de un 20% en emisiones de aquí a 2030 en su flota de repartición, que actualmente cuenta con más de 10,000 vehículos en los Estados Unidos.

 

Nuestros destacados