El Rolls-Royce Phantom cesa producción

rollsroycephantomlast01.jpg
rollsroycephantomlast01.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

El Rolls-Royce Phantom, el primer modelo desde que la marca de la doble RR cayera bajo el manto de BMW, ha terminado su ciclo comercial.

 

Hace ya casi un año que se había anunciado el cese del modelo, incluyendo los derivados Coupé y Drophead, pero es hasta hoy que el último sedán ha dejado la artesanal línea de montaje de Goodwood.

 

 

Luego de escindirse de la división de motores para aviones y pasar por varias reestructuras empresariales, finalmente Rolls-Royce fue puesta a la venta a finales del siglo pasado. Aunque muchos auguraban que terminaría en posesión de BMW, quien surtía de motores a la compañía, la ambición del entonces CEO de Grupo Volkswagen, Ferdinand Piëch, fue más fuerte, por lo que hicieron una puja mayor.

 

En BMW no se quedaron de brazos cruzados y rápidamente se hicieron con los derechos sobre el nombre Rolls-Royce y el logo de la doble R, propiedad de la ahora independiente división aeronáutica. En VW debieron conformarse con la división Bentley y lo demás es historia.

 

 

El Phantom fue el primer desarrollo completo bajo el cobijo de BMW. El último ejemplar está pintado en color azul terciopelo y va montado en la variante de distancia larga entre ejes, que añade 25 cm extras para dejar la batalla en 3.82 metros y el largo en 6.09 metros. Las vistas de madera y el diseño de relojes cuentan con temas náuticos, a solicitud expresa del futuro propietario, del que sólo se mencionó que es un coleccionista de la marca. Cuenta con tapetes de lana de cordero, mientras que la escultura del espíritu del éxtasis es de plata sólida.

 

 

Es el séptimo modelo en recibir la denominación “Fantasma”, el octavo se encuentra en desarrollo y compartirá el monocasco de aluminio con la venidera SUV de la marca. Esperen un diseño fuertemente evolutivo que retenga las claves asociadas a la marca desde hace tantas décadas.

 

La presentación del Phantom VIII se dará en la segunda mitad del año, probablemente en el Salón de Frankfurt, por lo que es casi seguro que veamos a la SUV en el Salón de Ginebra. EL nuevo sedán no tendrá derivados Coupé y Cabriolet, quedando esos nichos cubiertos por el Wraith y el Dawn, derivados del Ghost.

 

Nuestros destacados