El próximo Land Rover Defender tendrá propulsión eléctrica

landroverdefender02.jpg
landroverdefender02.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Jaguar-Land Rover, como muchos otros fabricantes de autos, sigue firme con su plan de electrificación en el mediano plazo.

 

Como muestra de ello, la aparición de la I-Pace, una crossover totalmente eléctrica de Jaguar, es ya inminente, al grado que contará incluso con su propio serial monomarca como antesala a la cada vez más influyente Fórmula E. La posterior presentación de un clásico E-Type de los sesenta convertido a propulsión eléctrica muestra cuan serias son sus intenciones.

 

 

Land Rover tampoco es ajena a esta evolución, pues apenas en una semana presentó sendas variantes híbridas Plug-in para la Range Rover Sport y la Range Rover. Ahora, Chris Marchand, vicepresidente ejecutivo de Jaguar-Land Rover Norteamérica, promete que la siguiente generación del Defender también recibirá impulso eléctrico, como eventualmente ocurrirá con todos los vehículos de ambas firmas.

 

El ejecutivo fue reacio en indicar si el nuevo Defender será un vehículo totalmente eléctrico, como la I-Pace, o un híbrido, como las RR recién remozadas. Sin embargo, cualquiera de estas opciones no deja de ser interesante para un todoterreno que se erigió durante varias décadas como un templo a la tradición y la sencillez mecánica.

 

A pregunta expresa, el directivo aceptó que un todoterreno puro y duro y un vehículo eléctrico no son, en absoluto, mutuamente excluyentes, por lo que la posibilidad existe. El próximo Defender llegará en 2019, por  lo que deberemos ser pacientes para conocer el diseño y la configuración finales.

 

Nuestros destacados