Dodge Challenger GT, presentación

challengergt01.jpg
challengergt01.jpg

 

Por Edmundo Cano

 

Dodge presentó por fin, luego de meses de especulación, el Challenger GT, la versión de tracción total que podría darle a su pony-car una ventaja en el mercado respecto a su competencia directa, el Chevrolet Camaro y el Ford Mustang, pues es la primera vez que un “muscle-coupe” de Detroit se ofrece con tracción integral. 
 
 
El sistema de tracción total es el que utiliza el Charger AWD disponible en Estados Unidos, con una caja de transferencia y desconexión del diferencial delantero en condiciones normales de manejo, hasta que se requiere más torque en las ruedas delanteras, que es justamente cuando la tracción integral comienza a trabajar. Y tal como el Charger AWD, el Challenger GT solamente estará disponible con el familiar V6 “Pentastar” de 3.5 litros, de 305 hp y 268 lb/pie de torque, respaldado por una caja automática ZF de 8 relaciones.
 
 
Estéticamente, es básicamente imposible distinguirlo de un Challenger V6 común, pues lo único que lo diferencia es el pequeño alerón de “cola de pato” en la cajuela, luces de niebla en la defensa, y los rines de 19” exclusivos del GT. El interior comparte todas las amenidades de las otras versiones del Challenger, aunque puede mejorarse si se ordena el paquete “GT Interior” de 995 dólares, que añade piel Nappa, alcántara, un sistema de sonido Alpine de 9 bocinas y un volante distinto. 
 
 
El Challenger GT arrancará en 34,490 dólares una vez que esté disponible antes de que termine el año en los Estados Unidos. 
 
 
 
 
Nuestros destacados