Chevrolet Camaro 2016: primeras impresiones

chevroletcamaro2016f01.jpg
chevroletcamaro2016f01.jpg

Por Héctor de Losada

 

https://www.youtube.com/watch?v=2J_dZzU0ujo

 

El Camaro del que hablaremos es el modelo SS, que en su sexta generación toma prestadas partes mecánicas del Corvette para tener un auto competitivo y accesible en el segmento de los Pony Cars; parte del Cadillac ATS con lo que se reduce el peso total del vehículo empezando con el chasís, el cual usa aluminio. Sumado al motor LT1 el resultado es un auto que se mueve muy, pero muy alegre, haciéndolo todo bien y fácil.

 

Los ocho cilindros del tradicional motor V8 small block fueron llevados a 455 HP, que te harán sonreír hasta que cargues gasolina, pues solo bebe Premium. Dos transmisiones estarán disponibles para el SS, una automática de ocho relaciones y una manual de 6 cambios que es una sedita... blanda y corta hasta arriba. Tendrás que buscar más excusas para usar los tres pedales.

 

 

Las carreteras americanas no nos dieron la oportunidad de llevar a sus límites al Camaro, pero sí existieron muestras de poder; como algunos rebases y un 0 a 100 que se ríe de los cinco segundos. La suspensión Magnetic Ride se ajusta desde la cabina de mando, haciéndolo tan dócil o agresivo según el estado hormonal del conductor.

 

Una de las características del Camaro de primera generación que enamoró al mundo fue su tamaño. Pues bien, este 2016 es mucho más pequeño que el modelo anterior. Y no es por patear al muerto, pero ¿saben qué?, lo necesitaba. Los 102 kilogramos de ahorro en peso y un mejor centro de gravedad hacen de este Camaro el de mejor manejo y el más apegado a su historia.

 

 

El cofre largo, con difusores de calor funcionales, una parrilla grande y sedienta de aire, y un alerón trasero (que no nos gustó del todo, ya que jamás superará a la cola de pato original) distingue al SS del RS y del Turbo. Pero para los distraídos, el escape doble con 4 pipas gorgoreando también marca la diferencia. Por dentro nos gustó la calidad de material del volante, la palanca de cambios, la consola central y la parte frontal del tablero; pues la superior es de plástico tan duro, que nos sacó una lágrima de decepción.

 

Llegará a México a principios del 2016 y se espera un precio competitivo para pelear el mercado del Mustang, el cual se vende como pan caliente.

Los mejores vídeos