Carrera Panamericana día 2: Chiapas- Oaxaca

_mg_1631.jpg
_mg_1631.jpg

Por: Ernesto Roy Ocotla

 

Una de las características de este primer trayecto es el cambio de altitud dramático entre el punto de partida y el destino, que obliga a los pilotos y sus equipos a realizar ajustes mecánicos que permitan extraer la mayor potencia del motor en las cambiantes presiones atmosféricas.

 

Las estrategias comienzan a gestarse para esta prueba de larga duración, pero también, por la complejidad del primer tramo, la mecánica esta bajo la lupa; encontramos abandonos o desperfectos en algunos exponentes por las altas temperaturas y la constante pendiente que nos lleva de los 522 msnm de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez hasta los cerca de 1,500 msnm de la ciudad de Oaxaca.

 

Los caminos se caracterizan por gran cantidad de curvas a lo largo de la sierra, lo que también es demandante físicamente para los pilotos. Y hablando de ellos, los esfuerzos de los autos punteros en la categoría de los Turismo Mayores prometen una gran batalla para las jornadas por venir, pues los líderes al término de esta primer fase; Emilio Velázquez y Javier Marin Caballero (a bordo de un Studebaker 1953), se encuentran a tan sólo tres segundos de la dupla formada por el matrimonio Hilaire Damiron (FRA) y Laura Damiron (BRA), quienes con su Studebaker 1954 ataviado de los colores de TAG HEUER están a la caza. En tercer puesto, y a casi un minuto de diferencia con los líderes, Gabriel Pérez e Ignacio Rodríguez continúan trabajando para meterse de lleno en la batalla.

 

Después de siete etapas cronometradas, el contingente de bestias motorizadas arribó a la ciudad de Oaxaca donde se llevo a cabo una cena de premiación de esta primer etapa. El sábado el contingente continuó su marcha hacia la Ciudad de México, para continuar por el Estado de México, Morelia, Guanajuato, Zacatecas y el punto culmen, en el estado de Durango.

Los mejores vídeos