Cadillac XT5: lanzamiento para México

2017-cadillac-xt5-041.jpg
2017-cadillac-xt5-041.jpg

Por: Ernesto Roy Ocotla (desde Dana Point, California)

 

Ver primeras impresiones.

 

La filial de lujo de General Motors está en camino al renacimiento con la dirección de Johan de Nysschen y nuevos productos en el horno. Según nos comentó el directivo, son 11 las novedades que se están desarrollando en las mesas de ingeniería y diseño de la marca, cuatro de los cuales serán crossovers, siendo la primera esta XT5 que se presentó en California.

 

El nombre viene de Crossover (X) Touring 5, una manera de ordenar los diferentes niveles de prestaciones y tamaños, lo que nos haría pensar que para los futuros productos pudiera aplicarse un sistema muy similar al que Audi tiene con su Q3, Q5 y etc. Está construida sobre la plataforma C1XX, que incorpora métodos de construcción más ligera con soldaduras mediante láser, aceros de alta resistencia y bajo peso. La referencia que brinda la marca en este aspecto es que la XT5 es 132 kg más ligera que la SRX que sustituye, considerando también una ligera ganancia en dimensiones y espacio interno. Concentrándonos en las plazas traseras, el espacio adicional para piernas es de 8.1 cm.

 

En lo estético el cambio con respecto a la SRX es radical. Los diseñadores buscaron dar mayor musculatura mediante líneas de carácter en los costados y cofre además de incorporar la firma luminosa creada a partir de los faros en disposición vertical y una parrilla prominente en acabado aluminio.

 

En el interior, la calidad de materiales cumple con el objetivo de lujo que procura la marca. Hay acabados en piel, madera y fibra de carbono a escoger en las diferentes versiones. El ensamble, que se da en la planta de Spring Hill, Tennessee, se percibe bien logrado.

 

 

La carga tecnológica a bordo es completa, con el sistema de infotenimiento Cadillac CUE en su última versión y menos botonería para su operación. Casi todo es de respuesta al tacto y existen múltiples plataformas de conectividad. En tanto, la seguridad ofrece sistemas de asistencia activa como alerta de abandono de carril, de tráfico cruzado, asistente de punto ciego, control de crucero adaptativo, entre otros.

 

Una de las incorporaciones que más resalta es el espejo retrovisor de las versiones tope de gama, que gracias a una cámara montada en la parte trasera permite mejorar la visión hasta tres veces mejor en maniobras de reversa, pues la imagen obtenida se proyecta en la superficie del espejo, sustituyendo al reflejo natural.

 

En el plano mecánico encontramos una sola oferta de propulsor para nuestro país, que consiste en un V6 de 3.6 litros dispuesto de manera transversal, que produce 310 HP y 271 lb-pie de torque. La transmisión es una automática de ocho velocidades y la tracción se ofrece en dos variantes, delantera en la versión “Base” y en las cuatro ruedas para las restantes “Premium” y “Platinum”.

 

 

Algo que se resaltó en la presentación fue que las ruedas fueron dispuestas lo más cercano a las esquinas para mejorar la estabilidad y el paso en curva, además de ganar espacio interior. Las suspensiones son adaptables mediante tres distintos perfiles de conducción y están calibradas para ofrecer una calidad de marcha conforme al carácter Premium que se pretende. Ahondaremos a profundidad sobre las primeras sensaciones de manejo el próximo miércoles 9 de marzo, cuando se levante el embargo sobre esta información.

 

Mientras tanto, la XT5 llegará en tres distintas versiones: Base, Premium y Platinum. Eso si, los precios aún están por definirse en los próximos meses, muy cerca de la fecha en la que se podrá encontrar en concesionarios. 

Los mejores vídeos