AMDA Y AMIA responden acerca de importación de autos usados

autoschocolate.jpg
autoschocolate.jpg

Por Redacción AP.

 

El pasado 29 de junio, la diputada del Partido Acción Nacional María Eloísa Talavera Hernández, presentó ante el congreso de la Unión un exhorto a las autoridades responsables para que “cumplieran con la obligación de permitir el libre comercio de vehículos usados provenientes de Estados Unidos y Canadá, de acuerdo a lo establecido en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)”.

 

Ante esto, representantes de la industria nacional automotriz, encabezados por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz A. C. (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores A. C. (AMDA), han emitido un comunicado donde puntualizan aspectos tanto del TLCAN referentes a este tema, como de la importación en sí.

 

Primero, que el TLCAN establece un cronograma de apertura y, más importante, la denominada regla de origen, misma de los autos nuevos, que exige que el importador acredite que el 62.5% de los componentes del vehículo son originarios de la región de América del Norte, calculado mediante la metodología de costo neto por rastreo.

 

Pese a ello, de manera unilateral el gobierno mexicano había exentado de esta regla a los vehículos producidos en la región que no cumplían con el porcentaje mínimo, mediante el pago de un arancel de sólo el 1% para vehículos de la franja fronteriza y 10% para el resto del país, exención vigente desde julio de 2011.

 

Sin embargo, la industria nacional señala que grupos de importadores obtuvieron una serie de amparos que les permitieron no sólo evadir los aranceles, sino introducir al país vehículos considerados chatarra, siniestrados, e incluso robados en la Unión Americana.

 

A decir de la AMIA y la AMDA, las últimas resoluciones de la Suprema Corte de Justicia que limitaron de nuevo la importación de vehículos usados de acuerdo a los lineamientos del TLCAN, sin exenciones, ha limitado la entrada de vehículos usados, que en modalidades como las señaladas con anterioridad promueven actos delictivos como falsificación de facturas y otros documentos.

 

Los representantes de la industria automotriz nacional, por su lado, contrario a las solicitudes de grupos políticos, exigen a las autoridades fiscales y aduaneras “la aplicación irrestricta de la ley y una revisión detallada de estas prácticas ilegales que burlan el estado de derecho”; y piden a los legisladores federales que ponderen “el fortalecimiento de la economía formal, el respeto a la legalidad, los derechos de los consumidores y el cuidado del ambiente por encima de la protección a grupos que defienden privilegios indebidos”.

 

El año pasado, el Partido Acción Nacional promovió una serie de amparos en el entonces Distrito Federal en contra del programa Hoy No Circula, lo que llevó a la Suprema Corte de Justicia a emitir una recomendación para derogar las limitantes por antigüedad del vehículo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=p-zw-iT_mzo

 

Los mejores vídeos