El futuro de Porsche: nuevos Macan, Cayenne, 718 Boxster y Cayman, Panamera…

Al desafío de la electrificación total, Porsche ha respondido con el inédito Taycan, pero ahora toca la renovación de sus modelos tradicionales, todavía necesarios como térmicos pero obligados a reconvertirse.

El futuro de Porsche: nuevos Macan, Cayenne, 718 Boxster y Cayman, Panamera…
El futuro de Porsche: nuevos Macan, Cayenne, 718 Boxster y Cayman, Panamera…

La evolución que se avecina no es comparable a todos los cambios que hemos visto en los últimos 50 años y quizá sea similar a la propia irrupción del automóvil. Hay tecnología incluso infraestructura que inventar, que sustituyan más de un siglo de ideas, conceptos, rutinas o formas de ver y entender las cosas. El periodo de transición seguramente sea el más crítico por las dificultades y las reticencias para llevar el cambio a gran escala.

Aunque en Porsche el Taycan ha sido un éxito a todos los niveles, por el producto en sí y a la vista de sus ventas, no quita para que la renovación de la gama más comercial de Porsche, por un lado, y emblemática, por otro, deba producirse progresivamente con propuestas tanto para el conductor más conservador, como para el más innovador.

Nuevo Porsche Macan… eléctrico

La próxima generación del Macan será definitivamente un modelo nativo eléctrico, pero convivirá un tiempo con versiones térmicas del modelo actual que también recibirá avances comunes. El futuro Macan eléctrico será el primer desarrollo de Porsche sobre la plataforma PPE compartida con Audi, una base modular muy versátil de la que surgirán muchos nuevos modelos de diferentes formatos (Audi A6 e-tron, Q6 e-tron y Porsche Cayenne eléctrico serán inmediatamente los siguientes).

Así será el Porsche e-Macan. Ilustración: Schulte.
Así será el Porsche e-Macan. Ilustración: Schulte.

La plataforma PPE está diseñada para ofrecer muchas combinaciones mecánicas motores/batería, además de poder contar con suspensión neumática, dirección trasera y autoblocante posterior. Porsche siempre partirá de la base de dos motores, uno por eje, que le reporte tracción integral y altísimas prestaciones al Macan. La batería modular permitirá contar con opciones de hasta 100 kW y dispondrá de la arquitectura de 800 voltios que cuenta el Taycan, que permite cargas ultra rápidas (hasta 270 kW) y mejora el peso, el tamaño y el rendimiento de los motores.

En el mejor de los casos, bastaría menos de 20 minutos para obtener 400 kilómetros de autonomía, o solo 5 minutos a cambio de 100 kilómetros. El Macan eléctrico, con llegada prevista en 2022, competirá con las versiones más potentes de la gama térmica, por lo que contaría con no menos de 400 CV. Incluso como el Taycan, se conservará la denominación Turbo para las versiones más prestacionales.

Su estilo será más deportivo, con una silueta que contribuya a reducir el coeficiente aerodinámico, un gran aliado de los eléctricos en busca de la mayor eficiencia. Los faros delanteros dejarían de inspirarse en los del 911, para seguir el estilo del Taycan, la imagen de la marca en materia eléctrica.

Así será el Porsche e-Cayenne. Ilustración: Schulte.
Así será el Porsche e-Cayenne. Ilustración: Schulte.

El Porsche Cayenne 4, a continuación

Similar dilema sucederá con el Cayenne. La actual generación (2017) todavía tiene unos años de recorrido, cuando además en su gama se ofrecen versiones PHEV (y recientemente mejoradas). Si se cumplen los habituales ciclos comerciales, para 2024 debería llegar su 4ª generación, y todavía habría tiempo y necesidad de seguir contando con versiones térmicas (2030 parece el año que marque el fin de la fabricación de los modelos térmicos).

Porsche mantendría plenamente evolucionado el Cayenne actual, pero también daría paso a uno completamente eléctrico desarrollado sobre la plataforma PPE. Con los térmicos como referencia, el Cayenne eléctrico optaría por lo más prestacional de PPE: dos motores y en torno a los 600 CV de partida. En su caso, con la batería podría haber novedades… motivado por la electrificación de los 718 Cayman y Boxster.

Así será el Porsche e-Cayman. Ilustración: Schulte.
Así será el Porsche e-Cayman. Ilustración: Schulte.

Reinvención: Porsche 718 Cayman y Boxster

En Porsche, como en todas las marcas, tarde o temprano la electrificación total llegará a todos sus modelos. Hasta a sus iconos… o no. Hacerlo con el 911 sería una cuestión de estado. Se asume que habrá  próximas versiones híbridas, pero no se reconvertirá en eléctrico. Una configuración mecánica eléctrica natural no respetaría el intrínseco formato 911, sus 2+2 plazas con el motor colgado y “disposición bóxer”. Otra cosa no sería un 911. Y eso ya es innegociable en un mito que ya tuvo que refrigerar sus motores con agua o abandonar las mecánicas atmosféricas. Cuando llegue el día, le despediremos con todos los honores.

Pero con los Cayman y Boxster, la reconversión sí sucederá. Aunque no a cualquier precio. No es ningún secreto que Porsche ha desarrollado y mostrado prototipos de los 718 con mecánica híbrida que veremos en la próxima generación Cayman y Boxster (2022/23), seguramente como FHEV y/o PHEV.

Así será el Porsche e-Boxster. Ilustración: Schulte.
Así será el Porsche e-Boxster. Ilustración: Schulte.

También trabaja en su electrificación total, pero como con la tecnología actual de batería no se podría garantizar un mínimo de 300 kilómetros de autonomía sin realizar cambios significativos en la plataforma, el plan será derivar una versión eléctrica desde la plataforma PPE (2024).

Este planteamiento sumaría en los futuros 718 Cayman y Boxster, que contarían incluso con versiones de tracción integral, inexistentes en las versiones convencionales, a las que superaría también holgadamente en potencia. Para entonces, las baterías de litio en estado sólido podrían estar listas, y con su mayor densidad energética, reducir su peso y volumen.

Así será la futura generación del Porsche Panamera. Ilustración: Schulte.
Así será la futura generación del Porsche Panamera. Ilustración: Schulte.

Y entre tanto, el Panamera

También habrá nueva generación del Porsche Panamera, la tercera, que no debiera llegar más tarde de 2023/24. Las versiones PHEV avanzarán en autonomía eléctrica, con mayores baterías, y no se descarta una versión pura eléctrica... compatible con el Taycan, al que Porsche no ve rival del Panamera.

 

Plataforma PPE eléctrico de Grupo VW

Galería relacionada

El futuro de Porsche: todas las novedades que vienen

Archivado en:

Porsche Panamera Turbo S vs Mercedes AMG GT 63 S 4p

Relacionado

Porsche Panamera Turbo S vs Mercedes-AMG GT 63 S 4p: la excelencia deportiva

Porsche Taycan Turbo S vs Tesla Model S P100D, a prueba los dos eléctricos de referencia

Relacionado

Tesla Model S P100D vs Porsche Taycan Turbo S: ¿cuál es ya el coche eléctrico de referencia?

Los mejores vídeos