Publicidad

Nuevo Opel Astra OPC

El nuevo Opel Astra OPC tiene el honor de ser el Astra más potente de la historia, gracias a su nuevo motor de gasolina 2.0 Turbo de 280 CV. Su agresiva imagen muestra las prendas deportivas propias de un atleta del asfalto. Tendremos que esperar al verano de 2012 para poder 'saborearlo'...
-
Nuevo Opel Astra OPC
Nuevo Opel Astra OPC

El Astra GTC de tres puertas es la base principal, un buen punto de partida para el desarrollo del Astra más potente de la historia: el nuevo OPC. Esta versión ultradeportiva de este compacto incorpora un propulsor 2.0 turboalimentado de inyección directa de gasolina que rinde una potencia de 280 CV -el anterior Astra OPC anunciaba 241 CV-. El par motor declarado es de 40,78 mkg.

Con este nivel de potencia de 280 CV, el Opel Astra OPC es el compacto deportivo más potente entre sus principales rivales, ya que el Volkswagen Golf R rinde 270 CV, el nuevo Focus ST que llegará a principios de 2012 tendrá 250 CV, mientras que el Mazda 3 MPS tiene 260 CV y el Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde declara 235 CV.

Como ya anunciamos anteriormente, el chasis sobre el que se ha desarrollado el Astra OPC es el del Astra GTC, eso sí, con notables reajustes en suspensiones, dirección y sistema de frenado. Sobre este último, el especialista Brembo ha colaborado dotando a esta versión de unos grandes y (generosos en tamaño, es de suponer) frenos de disco ventilados. Como suele ser habitual en la puesta a punto de las versiones OPC (son las siglas del departamento de altas prestaciones de Opel, el 'Opel Performance Center'), este Astra OPC ha sido exprimido en el exigente circuito de Nürburbring, con el piloto Joachim Winkelhock al frente. Una de las principales partes del chasis del OPC son las suspensiones. En ellas, cobra especial protagonismo las llamadas Torretas de Altas Prestaciones HiPerStruts, que permiten reducir el ángulo de inclinación del pivote de la dirección, la geometría y la longitud de los ejes. La configuración de muelles y amortiguadores del tren delantero de este OPC respecto al GTC presenta un reajuste diferente.

De las suspensiones del eje trasero del Astra OPC, Opel no ha adelantado detalle alguno, pero es de esperar que adopte un sistema de timonería de Watt anclado sobre un pequeño subchasis. Según la firma alemana, el objetivo principal de este dispositivo es asegurar la estabilidad lateral del eje posterior en todo momento, es decir, reducir al mínimo el indeseado vaivén del tren trasero. A todo esto hay que añadir el sistema inteligente de suspensión adaptativa FlexRide, un dispositivo que adapta un reglaje específico según el estado de la carretera, la velocidad de paso por curva y el estilo de conducción. En el caso de la versión GTC se anuncian tres modos de funcionamiento -'Sport', 'Normal' y 'Tour'-, mientras que en esta variante GTC los modos de funcionamiento se reducen a dos -'Sport' y 'OPC'-. Si se selecciona uno u otro modo, habremos cambiado el 'setup' y características de las suspensiones, la dirección y la respuesta del acelerador. Es de esperar que en el modo OPC todo se produzca de forma más enérgica y a una velocidad mucho mayor.

Una de las novedades que aporta el Astra OPC es la incorporación de un diferencial autoblocante de deslizamiento limitado que actúa sobre el tren delantero. Inicialmente, se ha añadido este sistema para garantizar mayor motricidad en la salida de curvas cerradas tomadas a gran velocidad.

En cuanto a prestaciones del nuevo Opel Astra OPC, por el momento se ha adelantado un único dato: una velocidad máxima autolimitada electrónicamente a 250 km/h. El resto de datos seguro que serán sobresalientes, aunque por el momento tendremos que esperar a conocerlos y deleitarnos con su espectacular estampa, en la que destacan unos paragolpes delantero y posterior de formas más musculosas y moldeadas, los faldones laterales nuevos, el aerodinámico spoiler posterior del techo y las salidas de escape cromadas de forma trapezoidal. El interior no se puede tildar de discreto, pues en él destacan unos asientos de competición, el volante deportivo OPC forrado en cuero y achatado en su parte inferior, así un cuadro de mandos y un panel de instrumentación que tampoco pasan inadvertidos.

La gama más deportiva de Opel queda formada por estos tres purasangres: el Corsa OPC de 192 CV, este Astra OPC de 280 CV y el Insignia OPC de 325 CV. ¿Con cuál de los tres te quedarías?

Galería relacionada

El Opel Astra OPC, al detalle