Publicidad

Mercedes-AMG GLC 43 Coupé, el más deportivo de la familia

En unas semanas llegará la presentación oficial del Mercedes-AMG GLC 43 Coupé, el más deportivo y potente de la gama gracias a su motor biturbo de 367 CV.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Mercedes-AMG GLC 43 Coupé, el más deportivo de la familia
Mercedes-AMG GLC 43 Coupé, el más deportivo de la familia

Después de la presentación de la gama del Mercedes GLC Coupé, le toca el turno a la versión más deportiva, denominada Mercedes-AMG GLC 43 Coupé, que verá la luz antes de que el Salón del Automóvil de París 2016 (ver todas las novedades del Salón de París 2016) abra sus puertas, concretamente lo hará el 28 de septiembre. Eso sí, la llegada a los concesionarios no tendrá lugar hasta diciembre de 2016.

Este atractivo modelo se viste y se nutre de la experiencia de la división deportiva AMG, contando con un exterior que luce la parrilla delantera de efecto diamante a la que ya nos tienen acostumbrados con este tipo de pasionales y deportivas versiones. A esto, se le suman los detalles cromados de los marcos de las tomas de aire y del splitter delantero, así como los que encontramos en la parte trasera del coche, como los de las dos salidas dobles del sistema de escape. La zaga también cuenta con un discreto spoiler del mismo color de la carrocería.

Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC CoupéAdemás de los distintos y logotipos de la serie AMG, encontramos unas llantas de aleación firmadas por la división deportiva, de 19 pulgadas, con un diseño con cinco radios dobles y pintadas en color negro brillante. Como opción, el Mercedes-AMG GLC 43 Coupé puede incorporar unas llantas bitono de 21 pulgadas.

En el interior también encontramos la esencia AMG, reflejada en los elementos decorativos de aluminio y en las costuras de color rojo de su volante y de sus asientos deportivos, tapizados en cuero ‘Ártico’ negro y con cinturones de seguridad de color rojo a los lados. El cuadro de instrumentos dispone de una pantalla digital de 5,5 pulgadas, que se añade la pantalla tipo tablet de la consola central (sistema de información y entretenimiento), de tipo táctil y con un tamaño de 7 pulgadas. Gracias a estos dispositivos de información, podemos acceder a datos como el grado de conducción ECO o los tiempos de vueltas con la función ‘Racetimer’.

En el Mercedes-AMG GLC 43 Coupé encontramos un SUV con un volumen de maletero de entre 491 y 1.400 litros de capacidad, con unos asientos traseros que pueden abatirse de modo 40/20/40, lo que permite transportar diferentes objetos de manera más segura.

Bajo el capó, este todocamino deportivo con carrocería coupé incorpora el potente motor de gasolina 3.0 V6 biturbo de 367 CV, que se acopla a la caja de cambios automática 9G-Tronic, enviando la fuerza a la cuatro ruedas a través del sistema de tracción integral AMG Performance 4Matic. El bloque motor utiliza la ya conocida tecnología ‘Nanoslide’, un revestimiento de la camisa de los cilindros que permite un menor desgaste por el rozamiento, como el que se usa en los motores de Fórmula 1.

La transmisión de nueve velocidades admite varios programas de conducción, que hacen que los cambios de marchas y la respuesta sea más o menos rápida, encontrando las opciones ‘Sport’, ‘Sport Plus’ y ‘Manual’, esta última con accionamiento de las marchas desde las levas que encontramos tras el volante.

Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC CoupéEl Mercedes-AMG GLC 43 Coupé puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente).

Las sensaciones de conducción de este coche se pueden modificar gracias a los modos de conducción ‘Eco’, ‘Confort’, ‘Sport’, ‘Sport Plus’ e ‘Individual’ que, entre otras cosas, intervienen en la respuesta del ‘Air Body Control’, la suspensión neumática con sistema de amortiguación adaptativo que permite mejorar el confort y el dinamismo de conducción en comparación con una suspensión mecánica convencional. Al mismo tiempo, permite variar el reglaje básico, entre deportivo y confortable.

Con la función ‘ECO’, destacar que es capaz de desacoplar el motor cuando el conductor levante el pie del acelerador a una velocidad de entre 60 y 160 km/h, lo que permite una menor fricción de los elementos mecánicos y un descenso importante en el consumo de combustible a la larga.

Entre sus sistemas de seguridad y de asistencia de conducción que se incluyen de serie, encontramos el de frenada activa, el de alumbrado automático de luces de cruce, el de ‘Attention Assist’ y el de viento laterial.

También te puede interesar

Mercedes-Benz GLC Coupé 2016, presentación de toda la gama

Mercedes-Benz GLC Coupé, precios para España

Prueba: Mercedes-Benz GLC Coupé 250d

Galería relacionada

Mercedes-AMG GLC 43 Coupé 2016