Publicidad

Audi A6 2018: su nueva generación, a punto

Audi, BMW o Mercedes seguirán aportando un altísimo valor a sus berlinas, y en esa guerra a tres bandas, Audi quiere marcar un antes y un después con su futuro A6.
Raúl Roncero.

Twitter: @Rron0_autopista - Ilustraciones: Christian Schulte -

Audi A6 2018: su nueva generación, a punto
Audi A6 2018: su nueva generación, a punto

El Mercedes Clase E sigue siendo el producto con mayor valor residual. Dicen los gurús que es la clave para que esas categorías comerciales en los que el cliente particular no son mayoría sigan teniendo un magnífico estado de forma. Pero hay que reconocerle a la berlina de Mercedes que no le falta contenido técnico, especialmente en materia de seguridad. Ni gran rendimiento. Ni muchos menos, confort: ahí sigue siendo un referente. Al BMW Serie 5, con la nueva generación lista para ver la luz, se le sigue reconociendo su dinamismo, aunque a día de hoy, discrepo —por cierto, pronto podré aportar muchos más detalles en este sentido—. Y Audi siempre ha sido y creo que sigue siendo todo un talismán para quien busque el mejor punto de equilibrio, tal como vienen demostrándolo las últimas generaciones del A6. Pero todo apunta a que Audi quiere erradicar esa postura con su futura generación de berlinas grandes, empezando con un A6 con el que Audi pretende ser todo un referente en la categoría en asistentes de conducción, tendrá un diseño más emocional y una puesta a punto más "de conductor".

El concept Audi Prologue de 2014 es, en parte, el coche que marca esas líneas de fuerza y diseño que tendrán estas nuevas generaciones de Audi, y en el que también emparemos a ver una evolución en el diseño interior también mucho más futurista, aunque unos de los aspectos en los que más está trabajando la marca es la transición a un universo digital a bordo del habitáculo, aún cuando buena parte de las funciones podrán ser controladas a través de gestos. Audi, por tanto, se encuentra en pleno proceso de renovación de toda su interface MMI mediante nuevas pantallas capacitivas.

Audi A6 2018 familiarAudi A6 2018: su tecnología

Veremos el coche en el próximo Salón de Frankfurt de 2017 para ponerse a la venta a principios de 2018. El próximo Audi A6 no será íntegramente de aluminio, pero sí "multimaterial" para quitarse de encima hasta 100 kilos. El Audi Q7 será uno de los principales donantes, partiendo ya de la nueva arquitectura MLB con trenes de rodaje mejorados. Todo al confort. Todo a la eficacia. Y no debe ser fácil buscar el mejor punto de equilibrio. Un ejemplo de tal rigurosidad es el nuevo eje trasero multibrazo con un punto adicional de unión al chasis. Aquí, encontraremos en esta nueva generación la dirección integral —también la ofrece el Serie 5— que aportará más dinamismo, pero también más seguridad toda vez que estará muy ligada al control de estabilidad para reconducir al Audi A6 en caso de pérdida de trayectoria. Como en el Audi Q7, funcionará también en contrafase hasta 5 grados por debajo de 15 km/h, para conseguir mayor maniobrabilidad, y en fase y hasta 3,5 grados a mayor velocidad.

Los elementos no suspendidos serán en más de un 50 por ciento materiales ligeros, mayoritariamente de aluminio. Y en cuestión de dinámica/confort, Audi seguirá apostando por las suspensiones neumáticas, probablemente complementadas con estabilizadoras activas en el caso de las versiones Allroad y los deportivos RS6. Añade dirección de radio variable, tracción total capaz de desviar hasta el 80 por ciento de la fuerza al eje posterior... Este A6 quiere ser el rey de cualquier tipo de pistas en su categoría. 

Audi A6 2018: sus motores

En cuestión de motores, Audi no dejará ningún deseo sin cumplir: "básicos" 2.0 en gasolina y Diesel. También V6 y V8 para los dos tipos de combustible... porque seguirá habiendo RS6 con su poderoso motor de más de 600 CV y porque también montará el nuevo 4.0 TDi con compresor eléctrico recién estrenado en el SQ7. Eso implica que el Audi A6 nace ya preparado para admitir a bordo una red secundaria de 48 voltios, necesaria para asistir al compresor eléctrico del gran V8 TDi, pero también para asistir a los sistemas de seguridad destinados a la conducción autónoma. Y cómo no, también habrá híbrido e-tron, en este caso empleando los grupos propulsores que utiliza el Audi Q7 en el mercado asiático: motor 2.0 TFSi de gasolina junto otro eléctrico de 94 KW para un rendimiento global de 373 CV, más de 71 mkg de par motor, más de 50 km de autonomía eléctrica y consumo medio homologado cercano a 1,5 l/100 km. Por su parte, la tracción total Ultra, que ya ha estrenado el Audi A4, sólo estará disponible en los A6 menos potentes, dado su límite de par a 51 mkg, y sólo en combinación con las cajas de cambio manual y S-Tronic. Por sí sola, promete un potencial de ahorro de hasta 0,3 l/100 km. Audi, cómo no, también quiere ser referente en eficiencia.  

También te puede interesar:

Alfa Romeo Giulia Sportwagon: el Giulia en formato familiar

Volvo S90, probamos la nueva berlina sueca

Jaguar XE, más cerca que nunca de sus rivales alemanes

 

Galería relacionada

Así será el Audi A6 de 2018