Volvo lanzará una nueva gama de modelos

Volvo Cars, compañía subsidiaria de Ford, invertirá cerca de 1,5 billones de pesetas en la fabricación de nuevos modelos a lo largo de los próximos cinco años, en lo que será la mayor renovación de productos de su historia.

Hans Olov-Olsson, presidente y director ejecutivo de Volvo, ha afirmado que este plan representa un desafío más agresivo para sus rivales, entre los que se incluyen las marcas alemanas Mercedes Benz y Audi, la estadounidense Cadillac y la japonesa Toyota.
Olsson comentó que esta inversión "es una de las más grandes que se han hecho en la producción, además de ser el paso más importante que hemos dado en el desarrollo de nuevos modelos".
Volvo ha presupuestado una cantidad que oscila entre los 192.000 y los 282.000 millones de pesetas para la fabricación de cada uno de sus nuevos modelos, que irán desde automóviles pequeños hasta todo terreno. Precisamente uno de estos vehículos será el primero de sus lanzamientos.
Olson añadió que, con los nuevos modelos, esperan elevar las ventas un tercio, hasta llegar a las 600.000 unidades anuales en 2005-06.
Este movimiento demuestra la creciente importancia del fabricante sueco dentro de Ford, que en 1999 compró Volvo por 1,2 billones de pesetas.
El año pasado, el grupo sueco contribuyó con ganancias de entre 144.500 y 163.900 millones de pesetas a los beneficios de su socio estadounidense, compensando las pérdidas de más de 192.000 millones de pesetas que tuvo la rama europea de Ford.

Los mejores vídeos