Vende un Ferrari por 41 millones… ¡Y tendrá que compensar a sus hermanos con más de 50 millones!

El hijo de un coleccionista francés de automóviles vendió un Ferrari 250 GTO en 2014 por algo 41 millones de euros. Ahora tendrá que compensar a sus hermanos con más de 50 millones de euros.

Vende un Ferrari por 41 millones… ¡Y tendrá que compensar a sus hermanos con más de 50 millones!
Vende un Ferrari por 41 millones… ¡Y tendrá que compensar a sus hermanos con más de 50 millones!

Lo llamaron “La Mona Lisa de Ferrari" y el día de su venta mediante subasta en 2014 ingresó en el Olimpo de la automoción como uno de los coches más caros de la historia. Sin duda, la noticia no pasó inadvertida y es que el hijo de un gran coleccionista francés había vendido el Ferrari 250 GTO de su padre ya fallecido por 46,5 millones de dólares, algo más de 41 millones de euros.

El Ferrari 250 GTO ha multiplicado su precio en las casas de subastas y a su alrededor se ha generado una burbuja que ha alcanzado su cumbre con la venta de una unidad por valor de 60 millones de euros en 2018. Sin duda es el coche del momento entre los coleccionistas y una buena inversión de futuro.

Por ello, Patrick Bardinon, hijo de un multimillonario y entusiasta de los automóviles decidió vender en 2014 la joya de la corona de la colección, tal y como recogen diversos medios franceses, entre ellos Caradisiac y la agencia AFP. En ese momento, un comprador taiwanés le ofreció 46,5 millones de dólares por el vehículo y no se lo pensó. Sin embargo, desde entonces sus dos hermanos mantienen un intenso duelo legal con él y tras un primer revés, ahora han conseguido lo que se proponen: recuperar parte del dinero de la venta.

Vende un Ferrari por 41 millones… ¡Y tendrá que compensar a sus hermanos con más de 50 millones!

El Ferrari 250 GTO se ha convertido con su V12 en el coche del momento y se ha llegado a pagar por él 60 millones de euros

Al contrario que el primer tribunal que llevó el caso, un juez de Limoges ha sentenciado que Bardinon tendrá que ingresar los 46,5 millones de dólares al patrimonio familiar, una cifra a la que tiene que sumar otros 10 millones de dólares en concepto de intereses y 1,5 millones de dólares como como comisión por la venta del vehículo.

En total estamos hablando de una suma de 58 millones de dólares (unos 52 millones de euros) que tendrán que ser devueltos al patrimonio común de los tres hermanos, al considerar el juez que el vehículo seguía perteneciendo a la herencia común y que las alegaciones de Patrick Bardinon en las que aseguraba que su padre le había legado el coche no se sostenían, por lo que el vendedor se apropió ilegalmente del bien para sacar un rédito económico del mismo.

Récord en subastas de coches: un Ferrari 250 GTO, vendido por 38,1 millones de dólares

Relacionado

Récord en subastas de coches: un Ferrari 250 GTO, vendido por 38,1 millones de dólares

Ferrari Roma: así es la nueva y elegante joya deportiva de Maranello

Relacionado

Ferrari Roma: elegancia y glamour deportivos con sabor a Dolce Vita

Los mejores vídeos