Un carril bus será implantado en la A-2

La Generalitat ha decidido la implantación de un carril bus en la entrada a Barcelona. Los costes serán importantes, pero, según los promotores de esta ampliación, se verán compensados “con creces" con la mejora social generalizada que comportará.

La implantación de un carril bus en la entrada a Barcelona por la A-2 está próxima. Esta vía es de acceso obligado para la mayoría de las líneas interurbanas de Cataluña, por lo que supondría un importante beneficio social.

La Autoridad de Transporte Metropolitano (ATM) confirma la viabilidad del proyecto, ya que su elevado coste económico quedaría compensado con la mejora social generalizada que supondría.

La propuesta consiste en una vía de doble sentido segregada, que discurriría entre las calzadas desde Molins de Rei hasta la entrada a Barcelona. Según la ATM, las obras nunca reducirían la capacidad actual de la autopista, ya que “se trata de favorecer al transporte público, no de castigar al vehículo privado".

La Dirección de Transportes de la Generalitat ya ha iniciado la redacción de la primera propuesta técnica del trazado. El informe abordará los aspectos más complejos del carril bus para solucionar cuestiones como los enlaces con el tronco central de la autopista, la conexión con los viales urbanos y con los accesos de la A-2.

El calendario de ejecución es difícil de fijar, debido principalmente a la complejidad de las obras y a que el proyecto no está incluido en el Plan Director de Infraestructuras (PDI) 2010. Fuentes de la ATM creen que la propuesta podría ver la luz antes de que finalice el período de vigencia del PDI.