Ultium de GM: así es su batería modular para coches eléctricos de hasta 200 kWh

En EE.UU. todo es a lo grande y para sus futuros eléctricos General Motors ha anunciado baterías modulares con LG Chem que irán desde 50 a 200 kWh.

Ultium de GM:  batería modular de 200 kWh
Ultium de GM: batería modular de 200 kWh

Apenas lleva un año de presidente y Mark Reuss ya tiene un plan para General Motors, con un ojo puesto seriamente en el vehiculo eléctrico. Opel –la marca europea que tuvo GM bajo su égida- desarrolló su Opel Corsa con la plataforma CMA de PSA (grupo que ahora controla Opel), porque a General Motors aquello se le quedaba pequeño para su gama de vehículos. En un goteo constante de información para sus inversores –a quienes necesitan mantener con expectativas altas, mientras ven que, al lado, las acciones de la eléctrica Tesla crecen como la espuma-,General Motors ha desvelado Ultimum, su batería con arquitectura modular. Esta batería será la pieza clave de la tercera generación de plataformas eléctricas de General Motors, y tendrá el tamaño que se necesita para el mercado americano. Es decir, grandes SUV, grandes 4x4, pick-ups o furgonetas. Ya está en marcha, en el Cruise Origin, un autónomo compartido eléctrico que se desveló en marcha en enero en San Francisco, pero el primero “de verdad" que use esta plataforma y batería Ultium será el Cadillac Lyriq que debutará en abril. En mayo se verá el siguiente formato con esta plataforma, el Hummer eléctrico, bajo la marca GMC.

Tercera generación eléctrica: 19 combinaciones

De acuerdo con la CEO del grupo, Mary Barra, con Ultium esperan crear las economías de escala suficientes como para rivalizar con el negocio de sus grandes 4x4 –el que realmente da dinero en el mercado americano-, pero con menor complejidad (dicen que menor que otros eléctricos) y mayor flexibilidad (prevén 19 combinaciones de motores y baterías inicialmente, frente a su oferta actual de 550 actuales combinaciones de propulsión). A pesar de la complejidad de desarrollo y fabricación de la batería, una vez que se dispone de ella, resulta sencillo desarrollar todo tipo de formatos y variedades de carrocería sobre ella. Así esperan abastecer a las cuatro marcas que restan en la cartera de GM: Buick, GMC, Chevrolet y Cadillac. A la marca de lujo, Cadillac, se le asignó recientemente la misión de erigirse en la “marca eléctrica" del grupo.

Batería Ultimum a 100 dólares el kWh

Gracias a Ultium se tendrá la posibilidad de disponer de una gran variedad mecánica, puesto que en el ya tradicional “patinete" eléctrico se podrá colocar un motor eléctrico en el eje delantero, en el trasero, o un motor en cada eje, para conformar las versiones de tracción total. Aunque no hablan de potencia, ni de pesos, sí que presumen de aceleraciones de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y autonomía superiores a 400 millas, unos 640 km, por recarga.

Respecto a la batería, prometen para ella una gran flexibilidad. Dado el tamaño de los vehículos a la que se destina, la principal característica de la batería es que las celdas, de tipo bolsa y formato grande, podrán colocarse tanto en horizontal como en vertical dentro de cada módulo. El proveedor de las celdas será LG Chem, con la que General Motors ha creado una empresa conjunta, que llegado el momento podría llegar a vender también a otros constructores de coches o vender licencias de fabricación. Disponen de una química propia, de bajo contenido en cobalto. El objetivo es que el coste de las celdas baje de los 100 dólares por kWh, y que se reduzcan más, más adelante, con avances tecnológicos y de fabricación.

Batería de hasta 200 kWh

Como es habitual, las bolsas se agrupan en módulos. La batería más pequeña dispondrá de 6 de estos módulos. De esta manera, la capacidad de almacenar energía de la batería Ultimum arrancará en los 50 kWh (los que en su día fueron suficientes para GM para el Opel Corsa). Cuando se refieren a la flexibilidad piensan en la posibilidad de instalar distinto número de módulos, 8, 10 o 12, para conformar diferentes capacidades, de acuerdo con las necesidades de cada modelo y marca. Gracias a la configuración modular de la batería, será posible responder rápidamente a cambios en la demanda de los mercados, simplemente añadiendo más o menos módulos, una vez que se hayan validado los diseños con las configuraciones más extremas.

En el caso límite han contemplado poder colocar dos pisos de módulos, lo que integraría 24 módulos en la batería, lo que daría unos descomunales 200 kWh. Más del doble que un Tesla. Para hacerse una idea de la cantidad de electricidad que supondrá llenarla, sería como tener conectado un horno, en un enchufe convencional doméstico a 3,4 kW, durante más de dos días para una recarga completa. Quizá nunca se recargue así semejante almacén eléctrico, dado que la red eléctrica en Estados Unidos crece rápidamente, y en gran parte gracias a la sanción impuesta a VW allí por el Dieselgate, con su red “Electrify America". General Motors ha anunciado este mes 3.500 nuevos puntos de carga en sus instalaciones, triplicado así los puntos de carga para facilitar el tránsito al coche eléctrico de sus empleados (1 millón de usuarios de coche eléctrico en EE.UU. no pueden recargarlo en su puesto de trabajo, según la nota de prensa de GM).

Recarga a 800 voltios, como Porsche

Además de doméstica en alterna, también la recarga podrá ser en corriente continua a 200 kW. La mayoría de las baterías funcionarán a 400 voltios. Las baterías de dos pisos, destinadas a los vehículos más grandes, esas funcionarán a 800 voltios y podrán recargarse a 350 kW.

Por supuesto, la plataforma no es solo la batería, sino también la red electrónica que necesita para su control y para las futuras necesidades de lo que será un automóvil. En este sentido, ya se había anunciado a principios de año que la futura electrónica de los vehículos de General Motors podría manejar flujos de datos de 4,5 terabytes por hora, cuando sus actuales vehículos no alcanzan 1 Tb/h. No los necesitará ahora, sino para cuando los modelos de General Motors, además de eléctricos, vayan adentrándose en la conducción autónoma. Ya disponen de esta tecnología Super Cruise en Cadillac, para su uso sin manos en autopista, que en verano de 2021 llegará al Chevrolet Bolt EUV y hasta a 10 modelos más en 2022, que serán 22 en 2023.

Los mejores vídeos