UGT cree que el Gobierno lleva el 'Thatcherismo' a sus últimas consecuencias

El secretario general de SOMA-FITAG-UGT, José Ángel Fernández Villa, ha considerado hoy que la postura del Gobierno sobre el futuro del sector de la minería del carbón supone 'llevar el thatcherismo hasta sus últimas consecuencias'.

En un comunicado tras la reunión con el Ministerio de Industria, que finalizó sin acuerdo y que ha llevado a los sindicatos a convocar una huelga indefinida en el sector, Villa asegura que los recortes presupuestarios planteados por el Gobierno conducen 'irremediablemente' al cierre de las empresas y a la paralización del cambio de modelo económico en las cuentas mineras.

Para el histórico dirigente sindical y del PSOE, en la última reunión los sindicatos constataron que el objetivo del Gobierno era 'ganar tiempo' para consumar el cierre de la minería del carbón a corto plazo 'y desvincularse de todos los compromisos'.

A su juicio, se trata de una decisión 'política más que económica' dado que resulta 'inaceptable' justificarla en la crisis cuando los anexos de los presupuestos del Estado contemplan ayudas para el sector del automóvil y manufacturado de 200 millones de euros y de más de 20.000 millones para el rescate de Bankia.

En este caso, advierte, no se piden responsabilidades 'políticas ni judiciales' a quienes llevaron a una situación financiera catastrófica 'fruto de actuaciones y comportamientos especulativos que pueden tener efectos demoledores para el país', al que colocan en riesgo de intervención o de semi-intervención por parte de la UE.

Fernández Villa cuestiona cómo explicar una decisión política al llevar por unos 300 millones de euros 'a una situación de ruina' a las comarcas mineras y al sector hullero y manifiesta además la 'firme' voluntad sindical de diálogo y negociación sobre el volumen de recursos inmovilizados del anterior Plan de la Minería.

A su juicio, las manifestaciones previas del PP ya venían expresando 'con toda claridad' su postura de defensa a ultranza de la energía nuclear y de inexistencia de un pacto de planificación energética que definiese el papel del carbón como única fuente autóctona de España y su importancia como reserva estratégica.

Para el dirigente sindical, el Gobierno actúa de forma 'predefinida' para crear un estado de opinión sobre el sector e ignorar la realidad socioeconómica de las comarcas mineras para caminar 'al cierre en el más corto plazo posible' dado que las empresas 'se están manteniendo con ventilación asistida'.

Villa cuestiona además que se comparen los recortes en la minería carbón con los fijados para las empresas eléctricas a las que, recuerda, en el primer trimestre de 2012 se les han concedido 2.128 millones en ayudas para energías renovables, un 24 % más que en 2011.