Toyota no se asusta

Una posible alianza entre Renault-Nissan daría lugar a un macroconsorcio que dominaría el mercado mundial con 13 millones de vehículos vendidos al año. Sin embargo, el fabricante más rentable, Toyota, no parece preocuparse. Así, se desprende de las palabras del presidente de la filial estadounidense, Jim Press, para quien la unión, incluso, les favorecería.

Press declaró que de producirse la alianza, el sector se fortalecerá y “si ellos se fortalecen, la presión más competitivas nos hará más fuertes". El alto ejecutivo salió así al paso de ciertas informaciones aparecidas en la prensa estadounidense especializada que apuntaban a un posible interés de Toyota en aliarse con General Motors. En la misma comparecencia ante los medios de comunicación el dirigente de Toyota, señaló que GM, y también Ford, estaban llevando a cabo varios pasos para recuperarse gracias a sendos procesos de reestructuración. “Creo firmemente que los dos fabricantes regresarán más fuertes que nunca y tendrán un gran éxito. Y es importante porque son vitales para nuestro sector y nuestra economía nacional".Por su parte, el presidente de General Motors, Rick Wagoner, ha asegurado que nunca habría estudiado una posible alianza con Renault y Nissan, si no hubiera sido presionado por Kirk Kerkorian. Según él, habría resultado más beneficioso apostar por un plan de reestructuración de la compañía. Aun así, concluyó que analizará la viabilidad de la unión. De todos modos, aclaró que, de concretarse una alianza, permanecerá al frente de la compañía. “No tengo intención de dejar mi posición en GM. Estamos en medio de una enorme reorganización que está empezando a ganar velocidad y necesitamos estar realmente centrados en ella". También desmintió las informaciones sobre el inicio de conversaciones con Toyota para estrechar lazos. Simplemente, señaló, mantienen colaboraciones puntuales.