Toyota, Nissan y Honda, récord en la producción de vehículos en el extranjero

La producción global de Toyota Motor, Nissan Motor y Honda, los tres principales fabricantes automovilísticos de Japón, aumentó en julio y marcó un récord en el número de vehículos fabricados fuera del país, según los datos difundidos hoy.

Toyota Motor produjo el mes pasado más de 878.000 vehículos (incluidos los de sus marcas Daihatsu y Hino) en todo el mundo, un 29,4 por ciento más que el mismo mes de 2011, cuando Japón todavía sufría el impacto del devastador tsunami de marzo.

De esa cantidad, algo más de 444.500 unidades se fabricaron en plantas de Toyota fuera del archipiélago, lo que representa un 26 por ciento más que en julio del año pasado y la mayor cifra lograda nunca en este mes.

Por su parte, Nissan Motor, segundo fabricante nipón, produjo unos 408.300 vehículos en el mundo, un 5,1 por ciento más, de los que unos 305.000 salieron de sus fábricas en el extranjero, una cifra récord que supone un 10,2 por ciento más que en el mismo mes de 2011.

Honda Motor aumentó a su vez su producción global un 67 por ciento en julio hasta más de 345.100 unidades, de las que fuera de Japón se fabricaron 256.770, un récord para este mes que representa un 88,9 por ciento más que los producidos el año pasado.

En cuanto a la producción en Japón, la de Toyota aumentó un 30,1 por ciento hasta llegar a unos 341.000 vehículos y la de Honda un 24,9 por ciento hasta unas 88.400 unidades.

La de Nissan bajó en cambio un 7,8 por ciento interanual y se situó en 103.107 vehículos, principalmente debido a la menor demanda del modelo Note, según un comunicado del grupo.

El aumento de la producción de los tres grupos en sus factorías del extranjeros se produjo en medio de una fuerte apreciación del yen frente al euro y el dólar, que encarece los productos fabricados en Japón.

A ello se suma la preocupación por eventuales problemas con el suministro eléctrico en el archipiélago nipón, donde a raíz de la crisis en la central nuclear de Fukushima se encuentran paralizados, por seguridad o por revisiones rutinarias, 48 de los 50 reactores atómicos del país.