Terremoto en el grupo Volkswagen: Herbert Diess deja la presidencia que pasa a manos de Oliver Blume

Nunca las relaciones entre Herbert Diess y el núcleo duro de accionistas y sindicatos alemanes ha sido la mejor. Pero ha ido haciendo sus deberes a nivel rentabilidad y electrificación hasta que ha chocado con problemas irresolubles y donde algunos le esperaban con la escopeta cargada.

Juan Carlos Payo

Oliver Blume, nuevo presidente Grupo Volkswagen a partir 1 septiembre 2022
Oliver Blume, nuevo presidente Grupo Volkswagen a partir 1 septiembre 2022
herbert Diess, hasta ahora presidente Grupo Volkswagen
herbert Diess, hasta ahora presidente Grupo Volkswagen

Herbert Diess, presidente del Grupo Volkswagen, anunciaba el pasado viernes en sus redes sociales que se iba de vacaciones y deseaba lo mejor para este periodo a sus empleados y seguidores mientras hacía ademán de partir feliz a su destino vacacional en un ID. Buzz, a la vez que emplazaba a todos para el último cuatrimestre del año. También por redes sociales hacía un repaso de sus logros más significativos en los últimos años, lo que ahora se ha percibido como carta de despedida. Pero casi en paralelo, un comunicado oficial del Grupo VW ampliaba las vacaciones de Diess sine die ya que confirmaba su salida del grupo “de mutuo acuerdo”, tomando el relevo el hasta ahora presidente de POrsche, Oliver Blume.

Puede sorprender la salida de Herbert Diess como presidente del Grupo Volkswagen. Es cierto que hace un mes y medio, muchos nos extrañamos cuando en la superpresentación de producto de Cupra no estaba Diess junto al presidente de Seat-Cupra, Wayne Griffiths, y sí nos encontramos a su sucesor Oliver Blume junto a representantes de las familias Porsche y Piëch. Sospechoso, sin duda, visto lo visto. Hace un año Diess había renovado su contrato hasta octubre de 2025 y todo el trabajo camino de la electrificación y nueva movilidad del grupo para hacer desaparecer el estigma del Dieselgate parece no haber sido suficiente para los principales accionistas que afirmaban necesitar un cambio de liderazgo, además de responsabilizarle de los grandes problemas de software y que incluso han afectado a lanzamientos de modelos de las marcas más Premium del grupo. A esto había que sumar una relación con los todopoderosos sindicatos alemanes que no era la mejor –no son lejanas sus declaraciones hablando de que sobraban 30.000 empleados con la nueva electrificación-.

El comunicado oficial del Grupo Volkswagen, pese a todo, ensalza a Diess en palabras del presidente del Consejo de Vigilancia, Hans Dieter Pötsch: "Herbert Diess desempeñó un papel clave en impulsar la transformación de la compañía tanto durante su etapa como CEO de la marca Volkswagen como del Grupo. El Grupo y sus marcas están preparados para el futuro, y su poder innovador y rentabilidad se han fortalecido. Diess ha demostrado de manera impresionante la rapidez y la velocidad con la que se pueden implementar procesos de transformación profunda. Al hacerlo, no solo condujo a la empresa a través de aguas extremadamente difíciles, sino que también la realineó estratégicamente".

Pero a rey muerto, rey puesto, y el nuevo presidente del Grupo Volkswagen es Oliver Blume, quien puede presumir de haber hecho bien los deberes en Porsche y encima  ser un directivo que sabe hacer equipo. El problema del software y solucionarlo es clave para Blume, igual que terminar de pilotar la salida de Porsche a bolsa para traer dinero a las arcas y que permita evolucionar a nivel de desarrollos de electrificación y, por supuesto, de software. Pregunto a alguien muy cercano a Blume –trabajó una buena temporada junto a él- cómo es el nuevo presidente del Grupo VW: “el nombramiento de Blume estaba cantado: fue asistente de Piëch, ha hecho una buena gestión en Porsche, no es un divo, es muy social –del agrado de los sindicatos- y es buena persona. Es el jefe perfecto y es alemán”.

Archivado en:

El Grupo Volkswagen elige a España para fabricar baterías para coches eléctricos

Relacionado

El Grupo Volkswagen elige a España como el tercer país para fabricar baterías para coches eléctricos

El VW T Roc 2022, a prueba

Relacionado

Volkswagen T-Roc 2022: prueba, precios y análisis del renovado SUV

Nuestros destacados