Rubalcaba pide a CiU que vuelva a la 'moderación' y cree que el PSC seguirá siendo 'central' en Cataluña

Considera 'digno' el resultado socialista tras una 'incomodísima' campaña porque su terreno no es el de los golpes 'con las banderas'

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, cree que tras las elecciones catalanas CiU haría bien en recuperar las que han sido sus 'señas de identidad' de defensa de la 'moderación' y 'defensa de la convivencia', porque cree que sería bueno para la convivencia en Cataluña y de Cataluña con el resto de España.

En su primera valoración de las elecciones catalanas, Rubalcaba ha dedicado buena parte de su comparecencia ante la prensa al 'fracaso importante' que ha cosechado CiU, 'que se corresponde con un error importante', ha dicho: un adelanto electoral 'innecesario' y unas elecciones centradas 'prácticamente en un solo tema', la independencia de Cataluña.

La apuesta ha terminado en 'castigo ciudadano', ha añadido Rubalcaba, que ha llamado a la coalición nacionalista a recuperar 'palabras presentes en el proyecto de CiU desde la democracia' como el consenso. Preguntado al respecto, ha matizado que no está dando a CiU la 'receta' para superar el golpe electoral sino describiendo la situación, el resultado obtenido tras el 'giro hacia el soberanismo' de Artur Mas.

Rubalcaba no ha querido ir más allá, no ha opinado sobre cuál debe ser el futuro político de Artur Mas, ni cuáles son las posibles alianzas que se abren con estos resultados; la primera parte compete sólo al propio Mas y la segunda, al PSC, a cuya autonomía se ha aferrado en la rueda de prensa.

'No soy yo quien le tiene que decir al señor Mas lo que tiene que hacer, ha tenido un mal resultado, él sabrá lo que tiene que hacer y yo respetaré en cualquier caso su decisión', se ha limitado a decir.

Rubalcaba ha apuntado que su llamamiento a la moderación también toca un poco al PP, porque con su actitud en esta campaña ha ironizado con que en ERC 'están pensando en levantar dos estatuas, una Aznar y otra a Rajoy'.

'CAMPAÑA INCOMODÍSIMA' PARA EL PSC

Con respecto al resultado de los socialistas catalanes, Pérez Rubalcaba ha asegurado que no ha sido bueno, pero sí 'digno', dado el contexto de debate independentista en el que se ha producido, 'un terreno en el que los socialistas nos movemos con dificultad', ha dicho. Con este medidor, ha añadido, el 'retroceso' ha sido 'muy inferior al que algunos pronosticaban'.

El secretario general del PSOE ha dejado para un análisis posterior la reflexión sobre el destino de los votos perdidos por el PSC. Ha insistido en lo 'incomodísima' que ha sido la campaña para este partido --'una discusión en la que la gente se da con las banderas en la cabeza'-- y en que en una derrota electoral 'nunca hay una sola causa', como podría serlo el debate territorial y la asunción por el PSC de que se debe celebrar una consulta en Cataluña.

Rubalcaba ha reiterado hoy sus discrepancias con este planteamiento, pero ha defendido la posición de los socialistas catalanes como de 'sensatez, responsabilidad y equilibrio', ha dicho citando a Pere Navarro, lo que les llevará a tener 'un papel central en la política catalana'.

De hecho, Rubalcaba interpreta que tras el fracaso electoral de CiU el debate territorial quedará amortiguado, pero solo 'a corto plazo', porque existen 'tensiones' territoriales 'de fondo' que no se han resuelto y que deben afrontarse.

El dirigente del PSOE ha resaltado el 'gran esfuerzo' que han hecho en esta campaña los socialistas catalanes por trabajar entre planteamientos radicales y ha concluido que 'no ha sido inútil'. 'Es un discurso de reformas moderadas, de avanzar sin romper', ha explicado. 'Se escucha con dificultad pero ese discurso tiene sentido, no ha sido en vano, los problemas de relación entre Cataluña y España se van a resolver por la vía del discurso del PSC y en esa vía vamos a reflexionar juntos', ha remachado.