Renta 2019: todos los gastos del coche de los que te puedes desgravar

En nuestras declaraciones de la renta tenemos la posibilidad de desgravarnos parte de los gastos relativos al coche. Te contamos todos los detalles.

Renta 2019: todos los gastos del coche de los que te puedes desgravar
Renta 2019: todos los gastos del coche de los que te puedes desgravar

La declaración de la renta ya está disponible para que hagamos todos los trámites relativos para ponernos al día con el Estado. Y en estos días tan complicados en los que muchas personas están perdiendo sus empleos o viendo reducidas sus jornadas de trabajo, conocer qué podemos desgravarnos en nuestra declaración de la renta puede dar algo de oxígeno a nuestro bolsillo.

Pese a que los plazos administrativos se han ampliado, ya son muchos los que están realizando este trámite burocrático pues quieren saldar todas sus cuentas cuanto antes con las administraciones, bien para poder disponer de un dinero imprescindible en estos días de bajos ingresos o para evitar sorpresas en el futuro. Y para que cuadres tus cuentas lo mejor posible, debes saber que algunos gastos relativos a los vehículos son susceptibles de ser desgravados. Para que puedas acceder a estas ayudas tienes que cumplir una serie de requisitos. Te los contamos:

Renta 2019: todos los gastos del coche de los que te puedes desgravar

Para desgravarnos el coche como autónomos tendremos que demostrar que es una herramienta de trabajo

Si eres autónomo

Desgravarse las cuotas de amortización, intereses e IVA de un coche o la letra del mismo depende de distintos factores. Hay que tener en cuenta que para acogerse a estas ayudas debemos demostrar que nuestro coche es una herramienta para la realización de nuestro trabajo pero, incluso aunque lo demostremos, la cuantía a desgravar no es siempre la misma. Además, suelen existir algunas dudas sobre la validez o no de estas desgravaciones, por lo que hay que estar muy seguro si las hacemos constar en nuestra declaración de la renta.

Así, un autónomo puede desgravarse un 50 por ciento de las cuotas de amortización, de intereses y del IVA, cuando compra un coche. Pero esta ayuda puede suponer hasta un 100 por ciento de dichas cuotas cuando el vehículo es esencial para la realización de nuestro trabajo, como es el caso de los transportes de viajeros o mercancías, los servicios de vigilancia y los agentes comerciales o las autoescuelas.

Además, ten en cuenta que el renting ofrece una alternativa muy interesante para los autónomos. Si demuestran que éstos necesitan el coche para trabajar, pueden desgravarse la cuota íntegra del vehículo en un 50 por ciento que, incluso, puede alcanzar el neto total de la misma si tu actividad es alguna de las anteriores.

En cuanto a los gastos relativos al coche, se dan las mismas limitaciones ya señaladas. Los costes de la gasolina y del IVA (como los relativos al mantenimiento) pueden ser desgravados hasta en un 50 por ciento, pero hay que tener en cuenta que si un inspector tiene dudas puede exigirnos que demostremos que dicho gasto se corresponde a nuestra actividad y no a un viaje de ocio. Por tanto, lo mejor es guardar todos y cada uno de las facturas para demostrar nuestro trabajo en caso de ser necesario.

Renta 2019: todos los gastos del coche de los que te puedes desgravar

Los coches destinados a transportar personas con movilidad reducida pueden desgravarse en la declaración

Ayudas a personas físicas no autónomas

Si no eres autónomo, hay algunos aspectos muy concretos en los que puedes desgravarte parte del coste de un vehículo.

En primer lugar, si el coche está destinado al transporte de personas con discapacidad o algún tipo de movilidad reducida, se podrá desgravar el 50 por ciento del IVA aquella persona que ha adquirido el vehículo, independientemente de quién conduzca luego el coche. Eso sí, el IVA de estos coches es de un 4 por ciento, en lugar del 21 por ciento general, y sólo es aplicable a aquellos coches nuevos y sin matricular, por lo que no entran en este grupo los automóviles de segunda mano y kilómetro cero.

Por otro lado, si una empresa cede a un trabajador un vehículo como herramienta para el trabajo pero también tiene la libertad para usarlo en su tiempo de ocio, éste se considera un pago en especie.

En este caso, hay que tener en lo siguiente. Si el coche emite menos de 120 gr de CO2/km y cuesta menos de 25.000 euros, la valoración de este vehículo tendrá una reducción del 15 por ciento. Esto quiere decir que por parte del trabajador, su salario se contemplará como un 15 por ciento inferior a lo que realmente está obteniendo (el coche es el mismo se acoja o no a dicha ayuda), lo que le permite declarar menos salario en la declaración de la renta y, por tanto, tributar menos por sus rendimientos del trabajo.

Estos porcentajes varían si el coche es híbrido y su precio es inferior a 35.000 euros, alcanzando en este caso una reducción del 20 por ciento. Por último, en el caso de que el coche esté considerado “energéticamente eficiente", la reducción puede alcanzar un 30 por ciento.

Así se encarecerá cada coche con el nuevo Impuesto de Matriculación del Gobierno

Relacionado

Así se encarecerá cada coche con el nuevo Impuesto de Matriculación del Gobierno

Los nuevos impuestos para el automóvil

Relacionado

Estos son los nuevos impuestos para el automóvil que proponen los fabricantes

Los mejores vídeos