Rajoy cree factible reducir a la mitad el número de muertos en carretera

Mientras los expertos lamentan que la sociedad vive con "resignación" los accidentes en carretera, el Gobierno parece dispuesto a plantarles batalla. El vicepresidente y ministro del Interior, Mariano Rajoy, ha asegurado que es factible reducir a la mitad el número de muertos en accidentes de tráfico en los próximos nueve años. Para ello, la Administración prepara lo que ha calificado un plan "enormemente ambicioso".

Rajoy cree factible reducir a la mitad el número de muertos en carretera
Rajoy cree factible reducir a la mitad el número de muertos en carretera

Mariano Rajoy ha lanzado un duro reto al Gobierno: reducir a la mitad el número de personas muertas en carretera en un plazo de nueve años. Para conseguir este objetivo, que ha calificado de "factible", el ministro de Interior ha anunciado que se continuarán renovando las infraestructuras de nuestro país mediante un programa "enormemente ambicioso".

Se trata del plan de carreteras que el Ministerio de Fomento desarrollará hasta el año 2007 y al que se destinarán 216 millones de euros (35.939 millones de pesetas), con los que esperan construir 2.000 kilómetros nuevos de vías de gran capacidad. Esta cantidad se verá respaldada con una inversión de 138 millones de euros (22.961 millones de pesetas) destinada a reducir el número de "puntos negros", tramos donde se concentran más accidentes.

Además, según Rajoy, se incrementarán los efectivos de la Agrupación de Tráfico en 1.375 agentes, hasta llegar a los 10.000 en 2004, se redistribuirán las patrullas y se aumentarán las ayudas técnicas.

La educación, "la mejor medicina preventiva"
A pesar de la mejora de las infraestructuras, distintos expertos han asegurado que el factor humano continúa siendo el primer motivo de los accidentes en carretera. Para el director del Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial, Luis Montoro, son pocos los accidentes causados por "desconocer las normas o el funcionamiento del vehículo", frente a los que se producen por "una incorrecta toma de decisiones por parte del conductor".

Es un problema que la sociedad parece vivir con "resignación", según han señalado, pero para el que hay una sencilla respuesta: más educación.

El Rey don Juan Carlos, encargado de abrir el IX Congreso Mundial de Prevención Internacional en Carretera, ha abogado por luchar en pos de un tráfico cada vez "más moderno y más humano", una labor en la que la educación se convierte en "la mejor medicina preventiva".

Hay que llegar a "la convicción de que la educación vial es en nuestros días un capítulo esencial en nuestras vidas, como el cuidado de la salud o la capacidad profesional", ha subrayado el Rey.

Las cifras a las que se enfrenta el Gobierno
El Congreso Mundial de Prévention Routiere Internationale (Pevención Internacional en Carretera; PRI) se celebra cada cuatro años y, en su novena edición, ha reunido en Madrid a distintos expertos bajo el lema "la persona como eje de la seguridad vial".

En este encuentro, el vicepresidente del PRI, Joop Goos, quiso dar algunos datos, que reflejan el "inaceptable" alto número de víctimas que provocan los accidentes de circulación. Estos siniestros, según Goos, constituyen la causa del 20 por ciento del gasto de la Sanidad en los países de la UE y provocan 45.000 muertes anuales (en España, por su parte, representan el 14,6 por ciento del total de fallecimientos).

Loyola de Palacio, vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria europea de Transportes y Energía, también puso más cifras sobre la mesa: los accidentes son la mayor causa de mortalidad entre los jóvenes de entre 14 y 25 años. Además, según De Palacio, una de cada tres personas de la UE resultarán heridas de gravedad en un percance de circulación durante su vida.