¿Qué seguro de coche elegir? Tipos de pólizas, ventajas e inconvenientes

La elección de un seguro de coche no es tarea fácil, ya que existe una gran variedad de coberturas a tener en cuenta. Te contamos cuáles son las imprescindibles.

¿Qué seguro de coche elegir? Tipos de pólizas, ventajas e inconvenientes
¿Qué seguro de coche elegir? Tipos de pólizas, ventajas e inconvenientes

Nuestro equipo de AUTOPISTA trabaja para informaros sobre toda la actualidad e información del mundo del motor a diario. Ahora, con la caída de los ingresos por publicidad, necesitamos más que nunca todo vuestro apoyo. Hazte Prémium, desde solo 1 € al mes (1º mes gratis) y contribuirás a que sigamos elaborando estos contenidos, a la vez que disfrutarás de artículos tan exclusivos como éste, de una navegación sin anuncios y de contenidos extra solo para suscriptores. ¡Muchas gracias!

Lo primero que tienes saber es que todos los vehículos deben tener un seguro. Y, a raíz de ahí, el tipo de póliza que elijas y sus coberturas, es cosa tuya. Hay una gran variedad de coberturas a tener en cuenta a la hora de seleccionar cuál es el seguro más idóneo para cada vehículo. Hay pólizas muy económicas a otras que no lo son tanto pero que incluyen protección ante más inconvenientes que puedan surgir.

Para poder circular con un vehículo por carretera es imprescindible un seguro de responsabilidad civil. Dicho seguro está incluido en el llamado seguro a terceros o seguro básico, que incluye las coberturas mínimas, ya que tan solo cubre los daños provocados a otros.

Sin embargo, aunque es un seguro muy básico, hay muchas compañías que ofrecen una serie de ventajas añadidas para hacer el seguro a terceros más atractivo. Entre las más comunes está la mejora de asistencia en carretera, la opción de incluir las lunas en caso de rotura, o las indemnizaciones en caso de accidente propio.

Otra modalidad de seguro es el seguro a terceros ampliado. Además de las coberturas de un básico, se incluyen otras que también protegen al cliente en caso de incendio, robo, asistencia en viaje, cobertura sanitaria o defensa penal, entre otras.

Por su parte, está el seguro a todo riesgo, que cubre lo mismo que un seguro a terceros ampliado y otros daños propios que se pueden ocasionar en el vehículo. Es decir, en caso de colisión, los daños sufridos en el automóvil propio también estarían cubiertos.

Una variante del seguro a todo riesgo es el seguro con franquicia. Se trata del mismo que el todo riesgo, salvo que una parte de los daños propios corren a cargo del cliente. La cantidad la elige el cliente. Por ejemplo, en el caso de una franquicia acordada de 200 euros, si hay que hacer una reparación por un golpe propio, el cliente abonará hasta los primeros 200 euros, el resto lo asume la compañía.

¿Qué seguro elegir?

Para elegir un seguro, hay que tener en cuenta que tiene que adaptarse a las circunstancias del cliente. La póliza más económica es la de daños a terceros y la más cara la de todo riesgo. Sin embargo, para contratar el mejor seguro no solo hay que fijarse en el precio.

Para un coche nuevo, la elección de un seguro a todo riesgo probablemente será la mejor opción. Si el vehículo va a pasar las noches en el garaje y no va a tener un uso intensivo, tal vez sea preferible contratar uno a todo riesgo con franquicia.

Si el vehículo no es nuevo, quizá sólo sea necesario un seguro a terceros, aunque siempre es recomendable tener un seguro ampliado, por lo que pueda pasar. Otra opción es elegir uno básico y añadir alguna cobertura particular, así seguirá siendo barato pero contará con algunas opciones más en caso de accidente, como rotura de cristales y robo, entre otras.

¿Quieres dar de baja el seguro de tu coche? Estos son los pasos a seguir

Relacionado

¿Quieres dar de baja el seguro de tu coche? Estos son los pasos a seguir

Hay pólizas de seguros de coches en España que son ilegales: te contamos por qué

Relacionado

Hay pólizas de seguros de coches en España que son ilegales: te contamos por qué