PSA tendrá 'perdidas significativas' en su división automovilística en 2011

El presidente de PSA Peugeot Citroen, Philippe Varin, avanzó hoy que este año la división automovilística del grupo francés tendrá 'una pérdida significativa, con un flujo de caja negativo' a causa de la caída de las ventas y de la competencia que ha llevado a una rebaja de precios.

Varin, en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional francesa, no dio cifras concretas pero reconoció que el negocio automovilístico en el segundo semestre tendrá un resultado negativo que será superior a los 405 millones de euros positivos de resultado operativo que logró en la primera mitad del año.

También avanzó que el año próximo prevé un descenso del mercado francés, que a diferencia de otros en Europa, ha aguantado en 2011.

Por eso justificó el programa de recorte de gastos de 800 millones de euros en 2012, la mitad de ellos en compras y la otra mitad en 'adaptación de efectivos'.

Insistió ante los diputados en que PSA no procederá a ningún plan social, pero que se reducirán las subcontratas a empresas exteriores, y que en su plantilla se procederá a un programa de reconversión que afectará a 1.000 personas.