Nuevo plan de Ford para recuperar mercado

Ford está decidida a recuperar su lugar en la industria norteamericana. La marca del óvalo, que en julio volvió a perder matriculaciones, emprenderá en los próximos meses una nueva estrategia de negocio. El fabricante automovilístico venderá sus modelos a un precio inferior al previsto inicialmente y apostará sin paliativos por el complejo industrial de Chicago.

Ford ahorra en personal para mejorar beneficios
Ford ahorra en personal para mejorar beneficios

Las marcas asiáticas crecen sin freno en el mercado local y, para colmo, su nivel de ventas marcha en picado. La situación no puede ser más alarmante para Ford, la misma marca que, hasta hace unos años, lideraba junto a General Motors el potente mercado automovilístico norteamericano, el más importante del planeta. Durante el pasado mes de julio, la firma del óvalo redujo su número de matriculaciones en un 3,9 por ciento, mientras Toyota, la compañía que le arrebató no hace mucho la segunda posición en el ránking de máximos fabricantes mundiales, ha crecido en más de un 18 por ciento. Ante este panorama, la directiva de Ford no ha tenido más remedio que anunciar una nueva y agresiva estrategia empresarial. Ésta se basará en los próximos meses en una reducción de precios de los nuevos modelos, una iniciativa que debería llevarle a una recuperación del volumen de negocio.Así, el objetivo de la empresa es colocar en el mercado norteamericano su nuevo modelo Five Hundred por poco más de 22.000 dólares, un precio significativamente más bajo del previsto por los principales analistas de la industria. Con este nuevo vehículo, Ford no sólo intentará encontrar un sustituto para su ya antiguo Taurus, sino también acabar con la actual campaña de descuentos.Para las principales consultoras norteamericanas, la idea es brillante. “Este modo de actuación es realmente muy agresivo, aunque absolutamente necesario. Dará, además, la posibilidad de incrementar su precio un tiempo después del lanzamiento al mercado", ha asegurado Art Spinella, presidente de CNW Marketing.Y el Five Hundred no será el único modelo de Ford que aplicará esta iniciativa. La marca del óvalo ha anunciado que espera también vender su nuevo Freestyle por 25.000 dólares. Este automóvil familiar será una de las piezas claves de la compañía para el próximo año.Esta nueva estrategia viene acompañada, además, de una importante apuesta de Ford por su complejo industrial de Chicago, el más antiguo y el que figura junto al parque de proveedores más grande del mundo. Allí se fabricarán los dos modelos anunciados y una variante del Five Hundred, que se comercializará bajo el nombre de Mercury Montego. Para este nuevo proyecto, Ford cuenta también con la ayuda de otras muchas empresas. El fabricante de componentes de automóvil Visteon, por ejemplo, ya ha inaugurado un nuevo centro productivo en Chicago para suministrarle material. En concreto, proveerá a Ford de depósitos de combustibles y sistemas de climatización.